Opinión

Soy adicta

soy-adicta

Hoy va de confesiones, secretos y lados oscuros… porque todo el mundo los tiene, y yo no voy a ser menos… otra cosa muy diferente es que los confiesen, pero yo en mi línea de sinceridad que roza el descaro a veces y ahora que nadie me oye os confesaré algo: Soy Adicta o lo que es lo mismo tengo dependencias.

Pero claro confesar esto es arriesgado porque la incultura de la gente o la inmediatez cerebral hace que se asocie a alcohol y drogas… y nada más lejos de esto… porque digo yo que 2 copas de vino un día que salgo a cenar no es nada grave. (bueno va, tres copas de vino blanco y un gin tonic pero salgo de uvas a brevas)

Hace unos días tuve hasta síndrome de abstinencia o lo que es lo mismo sudores e hiperventilación además de encontrarme físicamente mal, hasta con ganas de vomitar… y todo por un teléfono!!!!!!! o como bien diría alguien que pasa del mismo, a un puto teléfono.

Pués si, si si como lo oyes…. soy adicta a mi móvil, que no a cualquier móvil, al mío y punto.

Creo que se me mezclaron síntomas…. el ver la pantalla negra de mi iphone 6 plus, que no me podía comunicar con nadie, verlo en mi mano sin funcionar… primero me cogió una sensación de descomunicación, de sentirme perdida (triste porque estaba al lado de casa, pero perdida); lo siguiente que pensé fue… Y ahora ¿qué hago?… respira Bea respira que esto no te puede estar pasando y a partir de que respiré empecé a hiperventilar y tener sudores y ganas hasta de vomitar….

Un ataque de pánico en toda regla.

Y respiré….entonces la sensación de estar perdida bajo a niveles bajo tierra y aumentaron los síntomas de….Me compro uno porque claro sin móvil yo no puedo estar… y claro solo puede ser otro iphone 6 plus (una vez lo pruebas cualquier teléfono parece pequeño, cutre y de juguete)….

A todas estas estaba tan ofuscada que ni encontraba la moto que estaba aparcada en frente de mis narices….. y Ostias!!!! si me compro uno cutre para salir del paso tampoco puedo ni llamar a nadie porque no me se los putos números!!!!….pero claro… yo es que paso de llamar….y casi nadie me llama porque funcionamos con el whatsapp….así que tampoco era la solución.

Regresé a casa, puse la targeta en un iphone antiguo y pequeño, muy pequeño…… y pedí cita previa a Apple….. el cómo acaba la historia es lo de menos en este post (me dieron un teléfono nuevo)…. estuve 48 horas con un móvil muy pequeño que como no veo pues prácticamente ni usé…. me despedí hasta nuevo aviso de los grupos, de mis amigas y tampoco pude consultar las redes sociales durante gran parte de las 48 h., hasta que estaba en casa y cogía el Ipad……..

Oye…. pues no pasa nada…..

(fácil decirlo cuando está todo solucionado y vuelvo a guerrear con el aparatito de marras) pero me refiero a que no estaba pendiente a cada instante, fui al parque y realmente disfruté del juego con mi pequeña y me di cuenta de que estamos muy enganchados, y que al fin y al cabo no hace tanto que disponemos de móvil con redes, pero realmente ha llegado a ser una prolongación de nuestras manos y deberíamos quizás limitarnos su uso un poco, o por lo menos en ciertos momentos (palabra de blogger).

El martes pasado me llamó la atención algo que…. pensándolo fríamente da hasta pena… al acabar la clase de inglés semanal, hay 15 minutos en la biblioteca donde todos los niños disfrutan de un cuento en inglés y los padres podemos ir a pasar ese ratito con nuestros hijos. Ni que decir tiene que a los peques les emociona ver allá a sus padres. Pues el martes llegué justa y no encontré sitio, así que desde el exterior, cristal de por medio vi la estampa…. todos los niños atentos e interactuando con el cuento y el 90% de padres jugando, consultando las redes sociales, respondiendo mails o simplemente “wassapeando”….. me llamó la atención y mucho……

¿Acaso no podemos parar ni en esos 15 minutos? Por ellos, para ellos…. porque no damos buen ejemplo….¿Qué pensarían nuestros hijos si vierna realmente que seguimos con el móvil en un momento de CUENTACUENTOS? ….dichosas adicciones tecnológicas.

Mamadedos

Posts relacionados

2 Comentarios

  • Responder
    Mami Reciente Cuenta
    2 mayo, 2016 at 12:33 pm

    Yo también soy adicta. Y me di cuenta este fin de semana que me cambié el móvil. Soy de Samsung, me encanta la marca y me he cogido el nuevo S7. Problema. Que tenía que hacer volcado de datos, ir a por el nuevo, dar el viejo, y hacer traspaso. Todo esto lo hubiera llevado medianamente bien si no fuese porque tuve que hacerlo el día anterior, dejarlo todo preparado y el sábado pasarme todo el día fuera con un teléfono nuevo, precioso pero sin nada dentro. Sí, los contactos estaban al 95%, pero eso no quita que no tuviera nada en mi móvil y no me iba a poner a bajar aplicaciones a diestro y siniestro.
    Así que viernes y sábado totalmente out. Eso sí, sábado por la noche, poniéndome al día con todo, ya que por fin pude recuperar la memoria de mi teléfono antiguo y encima con este teléfono infinítamente más rápido, potente y bonito.

    Eso sí. No es la primera vez que cuando voy al parque con la peque me voy con lo puesto. Las llaves y poco más, y lo hago precisamente para estar por ella, jugar con ella y es que paso muy poco tiempo con ella para que encima ese rato yo esté pegada al teléfono. No. Ahí desconecto totalmente.

    Saludos

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    2 mayo, 2016 at 12:41 pm

    Tienes toda la razón, somos demasiado dependientes del móvil. Yo el otro día me lo olvidé en casa y madre mía qué mal lo pasé…

  • Cuéntame

    Laucreativa

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. CERRAR