En Familia/Recetas

Solomillo al horno con salsa de vino, mostaza y miel

recetas

Este solomillo al horno con mostaza y miel es de esas recetasque te sirve desde un roto hasta para un descosido.

Me refiero para diario o para cuando tienes invitados en casa, ya que El Solomillo al horno con salsa de vino, mostaza y miel además de rico, es versátil en su acompañamiento.

No tiene porque ser un plato caro, ya que puede hacerse con un buen solomillo de ternera o bien, más económico pero no me os rico usando un solomillo de cerdo.

Sólo debéis tener cuidado y mucho con el tiempo de horneado, porque si os pasáis de tiempo puede quedaros muy seco e incluso astilloso e incomible….. bueno…. es que yo la carne más bien vuelta y vuelta.

Yo lo acompaño con patatas haselbak, pero un puré de patatas casero, unas verduras al horno, unas ricas patatas panadera con cebollitas dulces; incluso con un poco de arroz blanco este plato queda de fábula.

Si lo sirves de segundo te recomiendo que el primer plato sea ligero, una crema de espinacas y calabacín o de calabaza con un toque de curry le va que ni pintado.

Ingredientes:

Un solomillo cerdo o ternera como tú prefieras

Dos medidas de mostaza de Dijon (yo a veces mezclo tres tipos de mostaza)

Miel al gusto

AOVE y Sal

Para la salsa:
1 cucharada grande de mostaza de Dijon

1 medida grande de miel

150 ml. de vino tinto

Solomillo-horno-mostaza-miel

Solomillo al horno con salsa de vino, mostaza y miel

Paso a Paso:

El primer paso para preparar el solomillo al horno con salsa de vino, mostaza y miel es que la carne macere un poco con los ingredientes de la salsa.

Untamos con ella la carne y la dejamos macerar unas horas en el mismo mármol de la cocina. (Pero si nos ponemos a confesar….. pinchale el vino dentro)

Podéis dejar el solomillo macerando 12 horas en nevera y aún estará más rico.
Una vez haya macerado la carne, retiramos todo el jugo sobrante y reservamos.

Pondremos a reducir los jugos junto con otra cucharada de mostaza, otra más de miel y los 150ml de vino tinto.

Llevar esta salsa a ebullición y luego bajar el fuego hasta que espese.

Sellamos el solomillo en una sartén, vuelta y vuelta y horneamos a 180ºC durante 20 minutos (yo lo hago en 12 minutos porque me gusta un poco cruda).

Puedes servir la carne en pieza o cortada ya en rodajas.
Yo la suelo acompañar con unas patatas al horno, verduras al vapor, y acompañada de la salsa de vino, mostaza y miel.

¿A qué es fácil?

Verdaderamente el solomillo al horno con salsa de mostaza y miel es un plato que viste una mesa especial, y ahora que se acercan las Navidades ideal para disfrutar en familia.

Mamadedos

Posts relacionados

Sin comentarios

Cuéntame

Blog diseñado por Laucreativa con mucho love

Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

Aviso de cookies