Opinión

Socorro que vienen invitados

Especial-cenasconinvitados-640x480

Buenos días!!!!
Hoy quiero compartir con vosotros algo que me inquieta cada vez que viene alguien a cenar a casa, me inquieta y porqué no decirlo… me da un dolor de cabeza que no veas!!!!
Porque yo no se vosotras, pero en casa la que se encarga de la organización, planificación de los menús, la compra y cocinarlo es una menda lerenda.
En alguna ocasión en la que mis ideas brillaban por su ausencia y se me ha ocurrido preguntar….. ¿qué podemos hacer para la cena? la respuesta no me ha ayudado mucho…. “cualquier cosa, cualquier cosa que hagas estará bueno…..” gracias por el cumplido pero no ayuda nada la respuesta corazón de melón!!!!
Así que premisa número uno, ejecuta tú solita y no preguntes.
Ultimamente parece que mis ideas brillan por su ausencia a diario, y se me hace a veces una montaña hasta pensar qué hacer de cena para “mi tribu”….. y he cometido el error de mirar por ahí, dícese “pon un google en tu vida” y tampoco me ha solucionado la papeleta porque hay cada menú por ahí recomendado a la familia que los míos no se lo comen….. pero de esto hablaremos largo y tendido un día porque ya encontré la solución….. El verdadero menú que se come en familia.
Lo que si que tengo claro es lo que no debo servir a mis invitados, y a veces descartando es cuando aparece la brillante idea de “Ya lo tengo”!!!!
Jamás de los jamases sirvo espárragos…. blancos me refiero….. porque poca gente sabe como comerlos de la manera adecuada. Mejor sirve unos verdes a la parrilla con romesco….
Antaño en los libros de protocolo y urbanidad se decía que se debían comer con las manos, y se deben y pueden comer con las manos, pero chicas….ese juguito por muy escurridos que los sirvas va “regalimando” por los dedos y las manos …… Así que es mejor el cuchillo y tenedor…. o no servirlos.
Otro plato que se suma a la lista de los “jamases”…. sopa, de cualquier tipo, ni sopa ni cremas de nada y así evitas ese “ruidito” del tipo “fffff” y la gotilla en la barbilla.
Arroz negro como que tampoco…La tinta negra que se utiliza para cocinar el arroz va a dejar dientes, lengua y boca de tus comensales negra hasta después del postre. No se disuelve ni con el vino. El hecho de abrir la boca para introducir el tenedor, hablar entre bocado y bocado o sonreir va a dejar al descubierto toda esa oscuridad apetitosa pero nada elegante. 
Existen además dos otras buenas razones: las servilletas y las manicuras. Aunque conseguirás que tus servilletas y el mantel queden limpios tras la operación de lavado, durante la comida todos van a tener unas servilletas horriblemente manchadas de negro aunque sólo usen los cubiertos. Y como sean las que bordó tu abuela como regalo de boda, va a haber consecuencias tarde o temprano.
Lo de la manicura tiene delito por parte de las invitadas que hayan sucumbido a la tentación de abrir los cuerpos del centollo que hayan servido para cocinar la base del arroz: pura delicia. Es un pecado dejarlos por una cuestión de etiqueta pero no veas el ataque que te da cuando ves arruinada tu manicura francesa de esa manera tan visible.
Y ya que hablamos de manicuras y centollos….. ojito con las mariscadas….. que por no saber, la peña no sabe ni que utensilios utilizar, y tú ni que cubiertos específicos poner… y se acaban usando las manos…. y las prolongaciones de los dedos de las invitadas….esas porcelanas que no chinas….pueden acabara saltando a la copa del de enfrente.
Otro consejo… aunque está de moda la cocina fusión, cocinas del mundo…… nunca dar sushi, pescados crudos, ni carnes crudas ya que no a todo el mundo le gusta ni saben usar los palillos.. y un sushi con cubiertos es un insulto. Evitar al máximo especies fuertes en los platos y los guisos. 
Un aperitivo sencillo, un entrante ligero y un segundo plato de carne o pescado al horno. Para el postre algo de chocolate siempre se agradece.
Ya para finalizar os dejo una recomendación de cómo poner la mesa…. no es una tontería, poner una mesa en condiciones no es moco de pavo!!!

Según estas instrucciones, la servilleta se coloca a la izquierda, y a ambos lados del plato los cubiertos tal y como se muestra, a excepción de los de postre y café, que se sitúan en la parte central, delante del plato. (Si os sirve de ayuda, yo coloco los cubiertos según el orden por el que se vayan a ir necesitando, y me fijo en si va a haber alguien zurdo entre los invitados).

Por último colocamos las copas para agua, vinos y cavas, y un plato de servicio para el pan, con un cuchillo pequeño para los aperitivos y untables…. pero recuerda no hacerte un bocata de mantequilla ni de paté!!!!!!
Feliz día

Posts relacionados

3 Comentarios

  • Responder
    Arantza
    26 marzo, 2013 at 9:54 am

    Muy interesante como siempre y con ese punto gracioso que tu le das.

  • Responder
    Anónimo
    28 marzo, 2013 at 9:45 am

    Muy bien pero yo creo que pondria la servilleta a la derecha y en caso de duda sobre el plato

  • Cuéntame

    Laucreativa

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. CERRAR