Adolescencia Opinión

Piercings, tatoos y otras modificaciones

hands-1031131_1920

Y es que como siempre digo…. los hijos crecen y te das cuenta como de repente… Y llega una edad en la que de repente te sueltan…..-Mami me puedo hacer otro agujero en la oreja?…  Así que hoy va de eso de pierciengs, tatoos y otras modificaciones corporales.… porque te aseguro que te llegará también éste momento.

Lo que a mis “padentros” me asaltan las preguntas ¿Cómo? ¿ya estamos en estas? ¿qué ha pasado? ¿Dónde me he perdido o mejor dicho donde me he quedado?

Y a lo que así a voz de pronto le hubiese soltado un NO ROTUNDO rectifiqué (sabia que es una) a…

-No quieres decir que es un poco pronto?

Pero claro la respuesta fue inminente…. la abu me ha contado….. (paqué habla… paqué cojones habla)…

Así que en escasamente dos años ha pasado de llevar dos agujeros (los que le hice al nacer) a llevar tres y dos….como llevo yo… a imagen y semejanza.

Y de ahí de momento NO pasaremos… creo que independientemente de que le gusta quería ir igual que yo… y que se lo toma como algo que sólo ella y yo llevamos igual y que nos une… nos si el fondo es mono pero ya está.

La conversación fue clara y concisa…. te he dejado hacerte estos agujeros… pero olvídate de piercings, tatos y demás…..

Hablemos sin dramatizar

(Hasta cierto punto puedo llegar a entender que en la adolescencia esta práctica está directamente relacionada con la psique individual. Es una forma de expresar inconformidad, rebeldía, de dilucidar, e ir en contra de lo establecido y de mostrar que es diferente.)

Aquí, en mi casa, entra en juego otra coñita que nos llevamos… y es mi devoción/pasión por Adam Levine… que creo que en alguna ocasión ya lo he confesado, en esos Polvos Pendientes incluso creo haber hablado de los tattos en la famosa entrada que no te puedes perder de Lo que da de si un corte de pelo

Si, me gustan los tatoos… pero no todos los tatoos ni todos los tatuados…..que conste.

Pues ahora resulta que la niña ya insinúa….dice y habla abiertamente sobre tattos…. y que si le dejo hacer uno….. y la última ya ha sido el :

-Mami nos podemos hacer un tatto las dos, el mismo las dos. Vale? Va mami que así iremos iguales…..

Y en estas estamos….y me enseña fotos de tattos que le gustan a ver si me gustan….. pero no me acabo de decidir….y me lo pide por los 16.

Eso si…. tengo claro que ni dilataciones, ni piercings en zonas eróticas, bueno ni eróticas ni ninguna….lo que se entiende por piercings… porque lo que llevamos no lo considero piercing.

Las otras modificaciones corporales ya ni entro al trapo…..a veces hemos visto un programa que dan en Energy en el que son unos tatuadores que nos cuentan los personajes que por la noche van a hacerse verdaderas animaladas…..recuerdo hasta un corsé de piercings en la espalda.

No lo puedo entender, no me cabe en la cabeza como alguien por motivos estéticos, culturales, espirituales, sexuales o lo que sea se haga verdaderas animaladas como estas.

A mi que me perdonen pero son auténticos monstruos…..y que se les ha ido la pinza literal…psicológicamente lo que sucede es que están tratando de cubrir un vacío, soledad, o una depresión, proyectando una imagen agresiva; incluso, es una necesidad de cambiar su apariencia porque no están conformes con su aspecto, o en la manera de cómo se ven y cómo los demás los ven. Y por lo tanto es una enfermedad.
Mamadedos

PD: espero que nunca tenga que redactar una entrada en la que os cuente que mis hijas van totalmente tatuadas y con modificaciones de estas…… espero, deseo, suspiro que no.

Posts relacionados

120 Comentarios

  • Responder
    Mami Reciente Cuenta
    19 octubre, 2015 at 9:05 am

    Yo recuerdo que a los 16 me dio por decirles a mis padres que quería un piercing. En el ombligo. Sabía que tatto me diría que no, así que empecé con algo más "light". Mi padre puso el grito en el cielo y mi madre me dijo que no.
    Cuando volví a decírselo, pasados los 16 mi padre ya me dejó claro sus intenciones: Mientras vivas bajo mi techo no te tatuarás. Pero no dijo nada de piercings. Al final, con los 18 accedieron a los del piercing. Pero no al tatto.
    A los 21 mi padre me propuso que si me quitaba el piercing, me regalaba un coche. Le dije que no. Pero porque sabía que no me lo iba a regalar. En qué cabeza cabe? Él dice que sí lo hubiera hecho. Uno nuevo, como uno que me gustaba biplaza. Y yo me parto de risa y mi madre también.
    El cuanto al tatto. A mis 25 años me independicé. Sabes lo primero que hice después de irme a mi piso de alquiler y acabar la mudanza? sí, un tatto. Ya no vivía bajo su techo. Y nunca me lo ha podido recriminar. Aunque tardó un año en verlo 🙂

    También llevo dos agujeros más en la oreja derecha y aunque mi madre no quería que me los hiciera, después de verlos, se fue ella a hacerse los mismos.

    Saludos

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    19 octubre, 2015 at 9:22 am

    Y a la del corsé no se le puede enganchar el cordoncito? Porque agggh!
    A mi este tema me tiene un poco preocupada, porque tengo claro que prohibirles cosas a los adolescentes sólo hace que las deseen más.

  • Responder
    Marta Perez
    20 octubre, 2015 at 7:26 am

    Te leí ayer y pensé, este post no es para mí. Espero que no tenga que arrepentirme más tarde, pero de momento, los únicos tattoos que la petite se hace son con rotulador, y las pegatinas esas que se compran que pueden adornar y colorear. Creo que hasta ahora, la curiosidad de ese tipo de "manchas en la piel" y "agujeros" está al mínimo.

  • Responder
    Mis chic@s y yo
    20 octubre, 2015 at 10:13 am

    Yo estoy en la fase del segundo agujero en la oreja!! Precisamente me lo pidió mi mediana hace un par de semanas. Le conteste: – Vale!! Compró la maquinita en la farmacia y te lo hago en un momento. En realidad estaba bromeando pero se lo creyó y no me ha dicho nada más…De momento, supongo que no tardará en caer.
    Tampoco entiendo esas cosas que se hace la gente de las fotos pero lo respeto, sus motivos tendrán, aunque ver la cinta del "corsé" me da repelús…

  • Responder
    LadyA
    21 octubre, 2015 at 8:43 am

    Yo tengo claro que mis hijas llegará el día que quieran pendientes en todos los sitios y tatuajes… Y tengo claro que se los podrán hacer porque su cuerpo no me pertenece, es suyo y ellas deben decidir sobre el… eso si, con edad suficiente para entender los riesgos y las implicaciones de sus actos

  • Cuéntame

    Laucreativa

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. CERRAR