Libros Opinión

Obligar a los niños a leer disminuye el placer por la lectura

obligar-leer-niños

Y después de mucho reflexionar al respecto he llegado a la conclusión de que obligar a los niños a leer disminuye el placer por la lectura que podrían desarrollar de forma libre y sin obligaciones de por medio.

Lo de la lectura con Gabi nos ha llevado, y sigue llevando a su padre, por el camino de la amargura porque no había ni hay manera de que coja un libro en sus momentos de ocio y de forma voluntario… por el mero placer de leer un rato tumbada en el sofá…. yo ya he tirado la toalla y sólo voy a sugerir un “Qué te parece si leemos un rato”.

Sugerir, invitar, acompañar… pero nunca obligar ni forzar, al menos si de lo que estamos hablando es de un verdadero gusto lector que acompañe a la persona de por vida

Creo firmemente que a esta niña no le va a gustar leer por el placer de leer y que no será una “devoralibros” de mayor… (tendrá otros gustos seguro). La bola de cristal no la tengo pero hay cosas que se ven venir por sí solas…. y esto será así, haga lo que haga, porque manos a la obra para despertar su interés ya lo hago y lo he hecho… pero creo que eso cada una lo lleva dentro….

Partiendo de la base de que, como ya os he confesado en alguna ocasión, soy una madre horror contando cuentos y además ha sido algo que nunca me ha gustado …. “odio los parques infantiles, las fiestas de cumpleaños y contar cuentos”... que leído así a pelo suena a “madre-bruja-rarita”  pero es la pura realidad…

Dicho esto….. siempre en Navidades debajo del árbol han habido libros y cuentos; la he llevado a librerías, cuenta cuentos, se los he puesto desde pequeñita muy a mano para que los coja y desde luego ahora desde que tiene más “raciocinio” le dejo a ella escoger los títulos a su voluntad; triunfando Geronimo y Tea Stilton; hemos leído juntas …. eso a ella le gusta porque lee menos… (haciendo yo un esfuerzo de esos a lo Titan Desert) incluso puse en práctica los consejos que se nos dieron a partir de primero de primaria contagiando eso de que “leer es una gran aventura” y instaurando esos 10 minutos de obligada lectura diaria que en el cole nos “sugirieron”…..

Yo soy más de pensar que obligar a los niños a leer hace que en lugar de desarrollar hábitos de lectura ‘orgánicos’,es decir, que acabe saliendo de ti el leer un libro, lo que hace es convertir la lectura en una obligación y en algo poco atractivo.

Hacer que la lectura sea obligatoria hace que se convierta en algo que uno tiene que hacer y de lo que no se puede sacar placer

Así que tranquila me tengo que quedar, porque yo se lo he puesto en su mano y he seguido todas las recomendaciones habidas y por haber, poniéndolas en práctica pero para la desgracia de su padre (que no la mía) la niña no coge de forma voluntaria un libro para pasar un buen rato…. Desdramaticemos….

Ya me llegará ese día, al igual que le llegó a su hermana, en el que las lecturas obligatorias escolares del palo El Quijote, La plaza del diamante, Las Rimas de Becquer sean las que  hagan que verbalice esto de… Venga va a leerlo que te entra en el exámen. (Las lecturas obligatorias escolares es otro tema que como da para post…. ya lo trataré).

Sólo me queda probar esto que ha ingeniado esta madre y que ha flipado en las redes sociales y es que la mujer dejó una nota en el frigorífico a los niños que decía así:

“Chicos:

La contraseña del Wifi de esta semana es el color del vestido de Anna Karenina en el libro. ¡He dicho el libro, no la película! ¡Buena suerte! Mamá.

PD: He empezado a leer El Conde de Montecristo”.

A la espera estoy de este segundo capítulo que debe tener la historia… ¿Consiguieron los niños descifrar el enigma, leer el libro y tener wifi?

Bromas a parte…. creo que una vez más me mantengo en mi posición (ya lo hice con el tema parque)  y cedo totalmente los derechos al padre que se la lleva cada noche a la cama y comparten cama, luz y cada uno con su libro al menos 15 minutos …. convencido de que así algún día coja la niña por mero placer un libro un domingo por la tarde de invierno….

Mamadedos

Posts relacionados

1 Comentario

  • Responder
    Mami Reciente Cuenta
    21 septiembre, 2017 at 7:23 am

    Estoy totalmente de acuerdo contigo. Obligar nunca es bueno y con la lectura pasa. Yo siempre he sido de coger libros cuando estaba aburrida y terminar leyendo casi todo lo que me caía en la mano. Pero cuando empezaron a “obligarme” en el cole y el instituto a leer ciertos libros lo dejé aparcado. No podía con la lectura. Eso sí, cuando en la universidad no se me obligó volví a ello.
    Yo también soy una madre bruja. Odio los parques, los parques de bolas y muchas cosas más que por el mero hecho de ser madres nos tendrían que gustar (o no).
    La peque tiene sus cuentos cerca para que los coja y más que los suyos, llenos de dibujos, ya que no lee todavía, le gusta más los de mamá que están al lado. Sobre todo Harry Potter. Jajajaja.

  • Cuéntame

    Blog diseñado por Laucreativa con mucho <3

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. CERRAR