Diván

Los niños son simplemente niños, tratemoslos con cuidado

Boy and Pelican.Fly

Y es que de repente debes parar, párate y miralos.. los niños son simplemente niños y no hay más. No queramos que crezcan más rápido de lo que han de crecer, no les demos responsabilidades que no les toca por edad, no forcemos en su aprendizaje, no les hagamos más mayores de lo que son… es un pecado, les haremos daño, les perjudicaremos, todo esto tiene un coste emocional muy grande, además de que habrán perdido su infancia.

De qué nos sirve un niño que sabe decirnos cómo se llaman las lunas de Saturno si no sabe cómo manejar su tristeza o su rabia? Eduquemos niños sabios en emociones, niños llenos de sueños y no de miedos.

Leía el otro día un artículo que si os he de ser sincera ha sido el que últimamente me ha impactado más, que tiene más razón que un santo y que me ha hecho reflexionar, reflexionar y reflexionar; pensar, pensar y pensar… y que se titulaba:

“Trata a tus hijos con cuidado: están hechos de sueños”.

Los niños son hijos del mundo y están hechos de sueños, de esperanzas y de ilusiones que construir en sus mentes libres y privilegiadas.

Y es que yo ya no se si es por el mundo en que vivimos, la sociedad que cada día es más competitiva o que cajones pero parece que nos guste que nuestros hijos crezcan más rápido de lo que por naturaleza es; y si no nos gusta parece que nos empujen a hacerlo… que empiecen a leer antes, que los aprendizajes se aceleren y los convertimos en competitivos desde el minuto cero hagan lo que hagan. Mal… vamos mal… muy mal.

Parémonos todos un momento, SLOW, SLOW, SLOW que simplemente son niños, y como niños que son han de jugar, aprender a su ritmo, soñar, disfrutar…..Acelerar las competencias, estimularlos cognitivamente incluso ponerles Mozart antes de que hayan nacido ¿Pero a donde vamos a parar?

Y vuelvo a preguntarme lo que en el artículo se preguntan y se responden así:

¿Habrá valido la pena todo ese coste emocional? ¿El perder su infancia?

Los niños están hechos de sueños y hay que tratarlos con cuidado. Si nos empeñamos en llenar su tiempo de objetivos que cumplir y competencias que asumir, cada día estaremos rompiendo un pedacito de sus alas. Esas con las que tal vez, alcanzaría el día de mañana sus propios sueños. Si les damos obligaciones de adulto cuando aún son solo niños, arrancaremos también las alas de sus cometas, para aferrarlos al suelo, haciéndoles perder su infancia.

Respetemos sus tiempos y ganaran sus emociones. Sin lugar a dudas cada día me convenzo más en llevar una crianza RESPETUOSA, esa que respeta tiempos, sueños y afectos y por ende, en alguno de los mandamientos Montessori:

Nuestra obligación más importante con los niños es darles un “rayo de luz” para después, seguir nuestro camino.
-María Montessori-

La curiosidad es la mayor motivación de un cerebro infantil, por ello, es adecuado que tanto padres, madres y educadores se alcen como facilitadores del aprendizaje y no como agentes de presión y desde luego fomentar las inteligencias múltiples y basar la educación, además de en contenidos, en aprendizajes útiles, en valores y en mociones.

Y en ello estoy…..

¿Pero cuál es el fundamento de esta crianza respetuosa?

El uso del refuerzo positivo por encima de todo
Educar sin gritar (estoy en ello)
No siempre recurrir a las recompensas
Decir que “no” y ponerles límites no les va a generar ningún trauma, sino que por el contrario, es necesario.
Un uso intenso de la comunicación, de la escucha activa y la paciencia.

Respetemos su infancia, respetemos esa etapa que ofrece raíces a sus esperanzas y alas a sus expectativas… sin prisas….que los niños son simplemente niños…. tratemoslos con cuidado.

Mamadedos

Posts relacionados

1 Comentario

  • Responder
    Aprendemos con mamá
    28 junio, 2016 at 5:19 pm

    Desde que me enteré voy aplicando y lo de educar sin gritar voy mejorando, antes era muy gritona jajaja

  • Cuéntame

    Laucreativa

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. CERRAR