Opinión

Los Reyes Magos son los padres…..

reyes-magos

y es que canta mucho Mami…… los Reyes Magos son los papis.

¿eing? (me pilló fuera de juego)

Hombre Gabi, ¿tú qué crees?

No, no,  es imposible….. vosotros no me regalaríais todo lo que me traen……

Pues ya está…… le dije

(salvadas las Navidades pensé, porque que te suelte la niña esto en el mes de Noviembre fastidia)

Y un huevo!!!!!! A los pocos días otra vez….. y claro la confesión/afirmación por mi parte de que efectivamente éramos nosotros los que poníamos los regalos paso de ipso facto a un segundo plano para ser protagonista su cara de inocencia … osea, que ¿no existen? Los Reyes no existen….. suspiró…… menudo engaño Mami!!!! Qué desilusión….. ya me habéis dado las Navidades…… Yo quería que existieran y que fueran ellos los que me trajeran los regalos”……. (con el consiguiente dolor de alma y encogimiento por mi parte)

Entonces Mami….. “que traición….. me habéis engañado y eso no se hace”…….. Cariño ahora mismo estás enfadada y disgustada, y te entiendo… cuando se te pase lo hablamos tranquilamente.

Pero es que además su cara se transformó y ví como la tristeza de verdad se apoderaba de ella y su cara a cual máscara de carnaval lágrima colgando…… y con lo emocional que es ella…… estaba triste de verdad…..os lo juro.

Lo peor que puede sentir un niño es la traición y si viene de sus padres ya ni te digo, por lo que esta conversación debía ser retomada en breve…. cuando su enfado hubiese bajado, pero yo sabía que saldría otra vez por su parte.

A ver Mami…..he decidido que éste año voy a hacer como si no pasara nada y no lo supiera….. porque me da una pena todo esto…. yo quiero creer en los Reyes Magos y Papá Noel”

La historia más bonita del mundo

Claro que sí Gabi, lo haremos como tu quieras…. pero has de creer en los Reyes Magos, en la Magia de la Navidad (que por desgracia llega a su fin) porque aunque los regalos los hagamos nosotros todo tiene su historia.

Y nos sentamos en un banco tranquilamente, me la puse en mi falda y … le conté la historia más bonita que encontré:

“Mira, hija, efectivamente son los padres los que ponen los regalos … pero… nunca te hemos engañado porque los Reyes Magos sí que existen.

-Cuando el Niño Dios nació, tres Reyes que venían de Oriente guiados por una gran estrella se acercaron al Portal para adorarle. Le llevaron regalos en prueba de amor y respeto, y el Niño se puso tan contento y parecía tan feliz que el más anciano de los Reyes, Melchor, dijo:

– ¡Es maravilloso ver tan feliz a un niño! Deberíamos llevar regalos a todos los niños del mundo y ver lo felices que serían.

– ¡Oh, sí! -exclamó Gaspar-. Es una buena idea, pero es muy difícil de hacer. No seremos capaces de poder llevar regalos a tantos millones de niños como hay en el mundo.

Baltasar, el tercero de los Reyes, que estaba escuchando a sus dos compañeros con cara de alegría, comentó:

– Es verdad que sería fantástico, pero Gaspar tiene razón y, aunque somos magos, ya somos ancianos y nos resultaría muy difícil poder recorrer el mundo entero entregando regalos a todos los niños. Pero sería tan bonito.

Los tres Reyes se pusieron muy tristes al pensar que no podrían realizar su deseo. Y el Niño Jesús, que desde su pobre cunita parecía escucharles muy atento, sonrió y la voz de Dios se escuchó en el Portal:

– Sois muy buenos, queridos Reyes, y os agradezco vuestros regalos. Voy a ayudaros a realizar vuestro hermoso deseo. Decidme: ¿qué necesitáis para poder llevar regalos a todos los niños?

– ¡Oh, Señor! -dijeron los tres Reyes postrándose de rodillas. Necesitaríamos millones y millones de pajes, casi uno para cada niño que pudieran llevar al mismo tiempo a cada casa nuestros regalos, pero no podemos tener tantos pajes., no existen tantos.

– No os preocupéis por eso -dijo Dios-. Yo os voy a dar, no uno sino dos pajes para cada niño que hay en el mundo.
– ¡Sería fantástico! Pero, ¿cómo es posible? -dijeron a la vez los tres Reyes con cara de sorpresa y admiración.

– Decidme, ¿no es verdad que los pajes que os gustaría tener deben querer mucho a los niños? -preguntó Dios.

– Sí, claro, eso es fundamental – asistieron los tres Reyes.

– Y, ¿verdad que esos pajes deberían conocer muy bien los deseos de los niños?

– Sí, sí. Eso es lo que exigiríamos a un paje -respondieron cada vez más entusiasmados los tres.

– Pues decidme, queridos Reyes: ¿hay alguien que quiera más a los niños y los conozca mejor que sus propios padres?

Los tres Reyes se miraron asintiendo y empezando a comprender lo que Dios estaba planeando, cuando la voz de nuevo se volvió a oír:

– Puesto que así lo habéis querido y para que en nombre de los Tres Reyes de Oriente todos los niños del mundo reciban algunos regalos, YO, ordeno que en Navidad, conmemorando estos momentos, todos los padres se conviertan en vuestros pajes, y que en vuestro nombre, y de vuestra parte regalen a sus hijos los
regalos que deseen.

También ordeno que, mientras los niños sean pequeños, la entrega de regalos se haga como si la hicieran los propios Reyes Magos. Pero cuando los niños sean suficientemente mayores para entender esto, los padres les contarán esta historia y a partir de entonces, en todas las Navidades, los niños harán también regalos a sus padres en prueba de cariño.

Y, alrededor del Belén, recordarán que gracias a los Tres Reyes Magos todos son más felices.”

Personalmente creo que es lo más bonito que he leído….. y lo que es más importante es que después de escucharla Gabi ha vuelto a sonreír pensando en las Navidades… y sobretodo en esa magia…..

Quizás le dure unos añitos más….. la medio inocencia, las ganas, los nervios, la ilusión……. Pero de verdad que no os podéis imaginar cómo me sentí en ese momento y lo que es peor….. ver su cara de tristeza y a la vez ese sentimiento de traición…..

Aquí os lo dejo por si os sirve llegado el momento…. nosotros continuaremos en nuestra magia de la Navidad, al menos un año más…..

Mamadedos

 

Posts relacionados

1 Comentario

  • Responder
    Celiaca de repente
    15 noviembre, 2017 at 12:28 pm

    Aix, la cara q se me quedo cuando a los días me hizo la pregunta. Quise morir. Pensé, me está tanteando Gabi pq tiene sospechas o lo ha hablado ya con Bea.
    Los Reyes Magos si existen Gabi, yo cada año escribo mi carta y los regalos llegan siempre.

  • Cuéntame

    Blog diseñado por Laucreativa con mucho <3

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

    Aviso de cookies