Opinión

Lo que da de sí de un corte de pelo

PELU

Si os tengo que decir la verdad, este no era el título original del post de hoy….. por que titular un post Lo que da de si un corte de pelo….. pues como que ni posiciona en google vamos.
Ni que decir tiene que también le va que ni “pintao”, porque hoy os voy a hablar de tattos… y seguramente te preguntarás que tiene que ver un Tatto y un corte de pelo… pues yo te lo cuento.
“Taba” yo (osease Bea) en uno de esos momentos “tuning”, tuning pero de los necesarios, por favor que las canas se disparan.
A lado una Sra. que debía tener…. (así a ojo de buen cubero)… unos….cincuenta y largos, con el tinte puesto, enjoyada y maquillada a lo puerta, con su CH al lado a juego de sus manoletinas… total…que la menda lerenda revista en mano… toda puesta y callada….muy callada, tanto que cada vez que la peluquera le daba conversación o preguntaba le contestaba del palo de “aja”,…..
Se le cae uno de esos encartes publicitarios que a veces hay en las revistas…..y yo muy amablemente se lo cojo, con intención de dárselo a la buena mujer… pero sin poder evitarlo, veo una foto, y se me queda como “pegao” en las manos y me “jode” dárselo porque no tendré tiempo de admirar esa foto……
La Sra. muy puesta pero de un “malfollao que no veas” me suelta….
“nena”!!!! (ésta no sabe que a mi solo me llama NENA BOSE)……. 
“me lo vas a devolver?”

a lo que le contesto….
“por supuesto”, tenga Ud…. y mi pepito grillo, que no mi boca, os lo juro, va y me  digo…”pamimisma”  “a ver si viendo esto le cambia la “cara-coño” que lleva puesta”.
Continúa la Sra. con su revista y deja el folleto encima de la repisa….será “jodía” que me lo pide y ni siquiera lo mira…..la ponen debajo del secador ese de pelo a lo cápsula…..y coge el folleto….. y esto es lo que vió, ella y yo con anterioridad……..(lo pongo grande para que podáis admirar chicas)
Entendéis que se me quedara pegado en las manos verdad????
Pues lo mejor fue que la Sra “Divina de la muerte” (y así se le ha “quedao” el apodo), como estaba debajo del secador no controló su tono de voz y de repente se oye en toda la peluquería…. MADRE MIA DEL AMOR HERMOSO!!!!!!!……
Le preguntan si todo va bien… y contesta que si……
Sigue mirando el folleto y de repente……. “MARE DE DEU SENYOR” (expresión catalana que podríamos traducir como Dios mío!!!)…“por favor”…..ve lo siguiente….(yo lo ví luego)
El folleto continuaba, y la peluquera se acercó de nuevo a ella pero ya no le preguntó nada porque se quedó con la copla……..
Viene hacia mí y le suelto… “esta ha visto el cielo”, “sácala de ahí que con el calentón que lleva se le va a quemar hasta el pelo!!!!”

Y el folleto continuaba…… así….. 
Y así……y lo último que oímos fue….“cómo se ha desgraciado este chico”, “con lo guapísimo que era”, “estas modernidades de los tattos…esto antes no pasaba”
Cuando salió de la pelu, la dueña va y le suelta… “espero haya disfrutado”… a lo que la Divina le dice ¿Cómo?….. le decía que espero le haya gustado…

Sra. Divina de la muerte… independientemente de que le pueda gustar o no los tatuajes, sepa que el tatuaje ha convivido con el hombre desde la prehistoria. La prueba de ello se encontró en 1991 en un glaciar situado en la frontera entre Austria e Italia.
Allí apareció el cuerpo congelado de un cazador neolítico, Ötzi, al que se le contaron hasta 57 tatuajes a base de puntos y rayas, y que se supone se realizaron por motivos terapéuticos. 
Se sabe también que los egipcios lo utilizaban porque se han encontrado en momias. Los fenicios, Asirios y Escitas también se tatuaban, y posiblemente desde allí, se extendió a China, India, Japón y después a la Polinesia y Nueva Zelanda. 
En roma y Grecia era habitual tatuar a los esclavos.
En China se consideró siempre un distintivo social, señal inequívoca de pertenencia a alguna familia o casta, mientras que en Japón existía la costumbre de destinar el tatuaje para marcar a los delincuentes hasta que, a raíz de una novela china ,“Suikoden” traducida al japonés en el siglo XVII, se despertó el interés por el tatuaje, e hizo de él una forma popular de decoración y de coleccionismo. 
El emperador Matsuhito lo prohibió en 1842 porque temía que los europeos miraran a Japón como un país de salvajes. 
No obstante, no solo siguió ejerciéndose, sino que los tatuadores japoneses salieron al mundo y fueron maestros de maestros. La Polinesia es el lugar que tiene la reputación de realizar el tatuaje más artístico en el mundo antiguo, caracterizado por figuras geométricas. De hecho el término “ta- tuaje” parece que tiene un origen polinesio («táttau»). Los hombres se tatuaban hasta tal punto que no quedaba un trozo de piel desnuda en su cuerpo. Su significado era de distinción social y respeto. Los maoríes australianos, lo usaban, y aún lo exhiben, como ornamentación para la batalla.
El tatuaje también era una práctica común entre los nativos de América Central que tatuaban sus cuerpos con las imágenes de sus dioses y los guerreros conmemoraban con ellos sus victorias en batalla.
En Occidente, el tatuaje se difundió gracias a los exploradores del los siglos XVIII y XIX. Banks, artista científico que nave- gó junto al Capitán Cook, describió en 1769 el proceso del tatuaje de la Polinesia. Los marineros de Cook aprendieron el arte y lo practicaron, extendiendo rápidamente esta afición entre los hombres de mar.
En una época los tatuajes estuvieron relacionados con marineros y presidiarios, pero pronto empezaron a aparecer en los cuerpos de personas públicas y prestigiosas y ese prejuicio fue desapareciendo. Se cree que el zar de rusia, Nicolás II, tenía tatuajes y Winston Churchill lucía un ancla en el bra- zo, como los viejos marineros.
El primer estudio de tatuajes fue el abierto en 1870 en Nueva York por Martin Hildebrant. Precisamente su hija Nora fue la pionera del tatuaje femenino en un tiempo en el que esta- ba reservado exclusivamente a los hombres. Otra de las mujeres más famosas por sus ta- tuajes fue Betty Broadbent, quien alrededor de 1927 tenía más de 350 diseños en su cuer- po realizados por los más importantes ar- tistas del momento. Gracias a ellos comenzó una exitosa carrera en el circo ringling Bross. Barnum y Baley, con el que recorrió el mundo y ganó mucho dinero.
Como vemos, el tatuaje es una costumbre que ha estado presente en todas las culturas, ya sea por motivos religiosos, culturales o estéticos.
Feliz día a todas.

Mamadedos

Posts relacionados

11 Comentarios

  • Responder
    Elva Martínez Medina
    14 marzo, 2013 at 9:13 am

    Je je je ….las pelus y sus clientas dan mucho juego….yo no sería capaz de hacerme un tatuaje porque me dan terror las agujas,claro que tras la de la epidural ya no hay aguja que "acojone",je je je..Papá piojo tiene uno muy chulo pero negaré haberlo reconocido alguien ha robado mi identidad y escrito esto en mi lugar,ja ja ja
    Besitos avainillados

    • Responder
      Bea
      14 marzo, 2013 at 9:24 am

      Jajajajaja besotes

  • Responder
    Marta MamáCachorro
    14 marzo, 2013 at 9:22 am

    Pues ya conoces a otra mujer famosa tatuada es decir a mi jajajajajajajajaja de los prejuicios de la diva no diré nada pero sí de las fotos que le hicieron arder TOMA YA!!! Eso son hombres y lo demás son…… maridos jajajajajajajaja.
    Muy buen post pienso que ya mismo te difundo pues la historia del tatuaje es una currada buena y veraz.
    Besos desde la sabana.

    • Responder
      Bea
      14 marzo, 2013 at 9:25 am

      Me alegra te haya gustado corazón!!!!!

      A mi me encantan los tatoos pero me da terror!!!!

    • Responder
      Marta MamáCachorro
      14 marzo, 2013 at 9:26 am

      pues yo creo que me he vuelto adicta solo tengo tres y maridin ya perdió la cuenta 😉

      besotes.

    • Responder
      Bea
      14 marzo, 2013 at 9:32 am

      Guay!!!!

  • Responder
    Raquel
    14 marzo, 2013 at 9:45 am

    Jajajaja, hay madre del amor hermosom con la Diva, jajajajja. A mi me gustan los tatoos pero no me he trevido nunca, me hice un piercing en la nariz y me bastó jejejeje.
    Un petonàs!

    • Responder
      Bea
      14 marzo, 2013 at 9:55 am

      Jajajaja yo tampoco tengo valor. Con 15 años…..shhhh que no me oigan las niñas, me hice dos agujeros más en las orejas y casi muero

  • Responder
    El papá de Joan Petit
    14 marzo, 2013 at 10:15 am

    Pues mira, yo de tatuajes ni uno. No sabría que dibujarme… Lamamá tiene dos muy chulos

  • Responder
    Yaneth
    14 marzo, 2013 at 11:33 am

    En casa somos de los clásicos, aquí los tattoos los que vienen en las cajas de la vaca que ríe jajaja. Pero vamos, que tampoco le hacemos ascos a un tatuaje bien hecho. Yo no sabría cual escoger para mi 😉
    Besos

  • Responder
    Martaraquel
    15 marzo, 2013 at 12:45 am

    "MARE DE DEU SENYOR" Yo quierro marcarme, y se que quiero, solo me faltan las pelotas (entiendase ovarios) para enfrentarlo!

  • Cuéntame

    Laucreativa

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. CERRAR