Opinión

La REAL academia de MI LENGUA …. K de KILOS

academia
Una cita más en la recta final de la Real Academia de MI LENGUA que personalmente me ha llenado más, me ha hecho reflexionar y gracias al cual he dado a conocer algunos “palabros” made in MAMADEDOS.
Bueno a lo que iba, hoy le toca el turno a la K de KILOS… que es una medida de peso lo sabes seguro… poro lo que no sabes es que KILOS también se refiere a:
Kilos o “kilo” es un dicho o lema propio del costarriqueñismo referido a “ser y estar en armonía con todo, dejar la preocupación y el estrés de lado. Vivir tranquilo y con la mejor energía, viviendo el presente y el ahora, sin pensar mucho en el pasado ni preocuparse mucho por el futuro”. Derivado de la palabra tranquilo. Suele ser comparada con frases como Hakuna matataPura Vida o Carpe Diem

Mola eh?

Yo voy a hablar de KILOS de PESO…la verdad es que jamás imaginé que asociaría los JILOS a algo más que el arroz, las legumbres y las patatas….. pero los KILOS en la MATERNIDAD valen su peso en ORO.

Y me refiero a los KILOS DE PACIENCIA que he de tener desde que soy mamá. Porque nadie nos lo dijo… pero más paciencia que un santo hemos de tener para no perder los estribos y desencadenar en el NO ME NO ME QUE TE QUE TE….porque te han sacado de quicio.

Los KILOS DE AMOR que brotaron en mi el día que nacieron mis hijas.

Los KILOS DE BESOS que desde hace más de 13 años llevo dados y los que me quedan (dios mediante).

Los KILOS DE PREOCUPACIONES desde que me convertí en madre, preocupaciones portodo lo que respecta a ellas… (así van mis canas in crescendo).

Los KILOS DE SATISFACCIONES que me dan y que espero me sigan dando.

Los KILOS DE PAZ que me transmiten cuando las admiro cuando duermen.

Los KILOS S DE SONRISAS que me sacan cuando las veo juntas jugar, abrazarse, darse besos y llamarse gordas.

Los KILOS DE PRISAS desde que soy madre.. para llegar pronto a casa y verlas.

Los KILOS DE SUEÑO RETRASADO… porque déjate, a la que eres madre dices adiós a la “marmotix” que llevamos dentro.

Los KILOS DE RESPONSABILIDAD y corresponsabilidad. Desde que te tiras el “partopedo” hasta… yo que sé!!!!! imagino que hasta que me vaya de este mundo.

Los KILOS DE CARCAJADAS, sobretodo estos últimos 5 años. Y es que Gabi es mucha Gabi y ha traído vida al hogar, con su presencia y sus ocurrencias. Y te diré más ha venido ella y endulzar y hacer mucho más feliz a su hermana mayor.

Los KILOS DE PESADILLAS desde que Beita ha empezado a crecer y ya es una mujer en toda regla y con regla.

Los KILOS DE NOSTALGIA porque hay momentos de mucha nostalgia de cuando eran pequeñas.

Los KILOS DE RESIGNACION porque no quiero que crezcan, no quiero quedarme sin bebés, no quiero se vayan de mi “vera” y quiero que estén siempre conmigo.

¿veis como los kilos están muy ligados a la maternidad?

Mamadedos

Posts relacionados

11 Comentarios

  • Responder
    Marta Perez
    23 enero, 2014 at 8:11 am

    Al carajo mi comentario. Mierrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrda.

    Espera que me pongo en mi sitio. Decía que esos kilos son más llevaderos que los kilos "de verdad", que aunque los kilos pesan, esos de los que hablas en tu post son ligeros, salvo acaso, los de la responsabilidad.

    Cuando acaben los jueves, me voy a encontrar huérfana, porque yo acabo de empezarlo…

    Besos especiales!

  • Responder
    Verónica Trimadre
    23 enero, 2014 at 9:26 am

    Ay Bea… emocionadita me has dejado. He sentido KILOS de IDENTIFICACIÓN materna con tu entrada!!! Suscribo todas y cada una de tus palabras, de esas "grasas" de las buenas que convierten kilos de más en la más bonita de las redondeces: la maternidad. Porque no me digas que no es redonda… Vamos, un combo en toda regla!
    Un placer leerte y tenerte, cariño.
    Respecto a tus preguntas.. jajajaja… ya sabes la respuesta… Yo no tengo nada. Cedo el testigo!!
    Un abrazo bien prieto!

  • Responder
    Arusca
    23 enero, 2014 at 9:56 am

    Me encantan todos los kilos que has mencionado, aunque algunos (preocupación, pesadillas…) me gustaría que desaparecieran con un poco de fitness o aerobic, jejeje… No puede ser? Jo!
    Besotes!

  • Responder
    Pao Malanga
    23 enero, 2014 at 3:09 pm

    Beaaaa… te quiero cada día más… otra que se emociona con tu entrada y también me identifico con todos los kilos que nombrás… Sos grosa, che!!! Me encantó… Loviuuuuuuu

  • Responder
    Lois Nenúfar
    23 enero, 2014 at 3:45 pm

    A mi lo que más me mola son los kilos de besos ^_^ porque he descubierto una niña cariñosa como no habia visto nunca jamás ninguna, y me gusta jejejeje
    Pero si, también kilos de paciencia, de miedos, de todo!!! me ha encantado tu post 😉
    Besazos

  • Responder
    Angeles de la Sierra
    23 enero, 2014 at 8:12 pm

    Kilos y kilos de…. TODO !!!!! Pero algunos son tan buenos, que por mi pueden venir en toneladas!!!!

    Besotes!!!!

  • Responder
    Mª Sarrion Sarrión
    23 enero, 2014 at 9:09 pm

    Si es que nada como los Kilos de todo.. Que son los que nos dan la vida!!

  • Responder
    Ana
    23 enero, 2014 at 10:07 pm

    Ayyyy…. De momento solo te ha lo de mis KILOS del embarazo, los otros KILOS ya vendrán… De momento así,sin cortarse la matrona gritó has engordado este último mes 4 KILOS
    Casi muero del susto!
    Si… Ya veo q va unido a la maternidad
    Besos
    Cosicas de nuestra vida

  • Responder
    Carolina Cebrian Escobar
    23 enero, 2014 at 11:37 pm

    Kilos, kilos, kilos y más kilos y todos ellos dados con la mejor de las intenciones, el mayor de los altruismos y llenos de ilusión y alegría.
    Enhorabuena por tu post

  • Responder
    Saseta Verónica
    24 enero, 2014 at 5:38 am

    Por un momento me has engañado!! Jijijijiji pensaba que te ibas a decantar por el lado Zen de la palabra. Pero la verdad es que me gusta mucho más esta acepción.

    Ser madre te trae kilos de todo. Me ha gustado mucho tu post azetero.

    Un besote!
    P.D.: A ver si la reina madre se pronuncia… Supongo que como en la RAE, diccionario de referencia… Habrá revisiones periódicas del diccionario, no!?!?!? 😉

  • Responder
    La Morada de Nieves
    24 enero, 2014 at 4:33 pm

    Sí, y no es lo mismo ser un tonel que ser toneladas de amor, después de la maternidad y antes de la maternidad… Tal cual, Bea. Nuestra sintonía vale su peso en oro.
    Besos!

  • Cuéntame

    Laucreativa

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. CERRAR