Muy MamádeDos

La liberación de la mujer en entredicho

superwomans

Queridas hoy vengo con un #ConMuchoLove en toda regla para hablar de la liberación de la mujer ¿a quién queremos engañar? Bueno nosotras lo tenemos claro, ¿no? pero ¿quién nos quiere engañar? Ni liberación de la mujer ni leches!!!! Nos han vendido la moto y de qué manera!!! Nunca mejor dicho pero voy a poner la liberación de la mujer en entredicho pero en un pim pam pum.

Complejo de supermujeres

No somos libres desde el primer momento en que hemos de levantarnos a las 6.30 de la mañana, ducharnos, ponernos lo más monas que podamos, desayunar, preparar el desayuno de los peques, vestirlos, llevarlos al cole, llegar al trabajo por los pelos y con pelos de loca, aguantar al típico jefe machito que cuando llegas por la puerta con el maletín, las llaves en la boca, un café bien cargadito, el bolso y el móvil en la otra mano, te mira con ojos de sapo pensando lo buenorra que estás; currar 8 horas fuera de casa, horas remuneradas a precio de mercadillo, seguir currando en casa (estas no las cobramos) porque nosotras valemos y podemos y somos unas superwomans!!!

La idílica, ficticia y nula conciliación de la vida laboral-familiar, hacer la compra, la cena, llevar merienda al cole para cuando los enanos salen de clase (a veces he llegado a pensar que no les dan de comer, que salen con un hambre que te miran y te deben ver como un bocata de fuet), ir a las reuniones con las profes, poner lavadoras, colgar la ropa, el lavaplatos, deberes de los niños….

¿Sigo?….. Va a ser que no.

O lo que es peor… empezar el día levantándote antes para preparar esa reunión de primera hora a la que tienes que ir más preparada que ellos porque si no, no vales y te comen como pirañas en una pecera… y de repente la peque con fiebre, PUTO MURPHY y queda media hora para esa reunión……

Dios que hago??? porque lógicamente te miras a tu marido y se te queda aún más de gilipollas “acarajotada” la cara porque te suelta algo del tipo…. ” Yo tengo que ir a trabajar”( anda.. yo no, yo me toco los huevos cada día….solo hace una semana que te hablo de mi reunión….)

Como superwoman que eres o te crees, lo has arreglado todo, no sin fastidiar la salida cultural de tu madre al cosmocaixa, llegas a la ofi pensando ya está, pero llegas tarde claro…y te tienes que oir eso de “llegas tarde, claro, es que el trabajo no es prioritario en tu escala de valores, es diferente!!”

(#ConMuchoLove pues claro imbécil, tu eres un tío y yo una superwoman que teniendo más masters que tu cobro la mitad; y mientras estabas en el Arsenal haciendo deporte antes de venir al curro yo estaba donde estaba, en mi caótica y estresante conciliación de vida laboral-familiar; a todo esto aguantandote las tremendas ganas de ir al baño porque aunque no se lo crea nadie y hace más de 4 horas que estoy en danza no he tenido aún mi momento “allbrans”)

Me sofoco y me coge hasta un sudor frío

Que no nos vendan la moto, no hemos sido liberadas, hemos sido obligadas porque hoy en día con un sueldo no es suficiente para un hogar!!! Y todo y que en muchos hogares hay o se presume eso de la CORRESPONSABILIDAD y REPARTO EQUITATIVO DE TAREAS esto no es así…. y si lo es yo he sido imbécil de no saber implantarlo.

Benditas nuestras madres y nuestras abuelas!!!

Mamadedos

Posts relacionados

1 Comentario

  • Responder
    Madre Exilio
    11 octubre, 2013 at 10:02 am

    Qué cosa más rara: no hay comentario… eso es porque lo publicaste en viernes y ese día es medio flojo, ¿no? Aunque sea un mes después, te comento yo. Para ponerlo en versión remix: Sí, tienes razón. Un sueldo no es suficiente para mantener una familia y personalmente no creo que la estructura familiar (incluyendo los deberes que tiene cada miembro, sea la más la ideal) de hoy día sea la mejor para poder hablar de igualdad, mucho menos de liberación, aunque bueno, dicen las expertas en feminismo que el término "liberación" nació para hablar de la liberación sexual de la mujer gracias a la aparición de la píldora, luego fue trasladado a otras escenas de la vida. En fin, que estoy de acuerdo contigo, que aún no hay una fórmula acertada para conciliar. Pienso que la clave está en involucrar más al hombre, no sólo desde la crianza no sexista sino desde las leyes: haciendo posible bajas por paternidad, horarios en donde todos los trabajadores puedan atender a sus familias.
    Siendo realistas: esto no es prodcutivo, no le conviene a ninguna compañía, entonces acabamos hablando de economía y de la necesidad de revisar los modelos de productividad actuales…. qué aburrida que soy…

    Un beso grande, desde el Danubio azul 🙂

  • Cuéntame

    Laucreativa

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. CERRAR