Opinión

Etiquetar y juzgar en la maternidad

etiquetar y juzgar en la maternidad

Y es que somos seres que tendemos a atribuir cualidades y catalogar, sea para bien o para mal según nuestra percepción y experiencia; nos gusta etiquetar y ya no te digo juzgar… y oye… con una ligereza que a veces deberíamos ir con cuidado… que hace daño; es incluso peligroso. Y ya ni te digo etiquetar y juzgar en la maternidad.

Por desgracia… los padres etiquetan a sus hijos; los profesores etiquetan a sus alumnos; los niños etiquetan a sus compañeros…. y cómo no las madres etiquetan al resto de madres… y eso puede influir positivamente, o en su defecto negativamente sobre el desarrollo de una persona… además de generar un mal rollo importante… y no nos damos cuenta que etiquetar y juzgar limita y puede incluso hacer que actuemos para conseguirlas o evitarlas pero sin ser realmente como somos.

“Que nadie te limite, que nadie te diga que eres y que no eres capaz de hacer, persigue tu sueño, lucha por ello y nunca dejes de intentarlo”.

Que una cosa es que “Yo” como madre me describa a mi misma y otra muy diferente es que me señalen con el dedo y me etiqueten…. bueno que si sólo fuese etiquetar… que te despellejan. RESPETO por FAVOR.

Desde que soy madre… el otro día celebraba yo mi cumple maternidad que hace la friolera de 17 años que me convertí en madre; no se yo si es porque estaba “fuera” de juego de todo este rollo de la comunidad maternal o simplemente no se llevaba… no ha sido hasta hace unos 8 años o así que he podido ser testigo de todas esas etiquetas que han “aparecido como setas en el bosque” alrededor de esto de ser madre… HAce 17 años te aseguro que era simplemente eso.. ser Mamá.

Hoy en día hay madres tigre; madres rígidas; padres apisonadora; padres helicóptero; madres guardaespaldas; madres afectivas; madres y padres sobreprotectores; absorbentes; posesivas; sanas; pesadas; cómplices, competidoras; madres que, al parecer, no aman a sus hijos y que son tóxicas; madres Gps; malasmadres……. y ahora lo que está en “boga” son las híper madres y las hipo madres.

Ya no voy a entrar en las etiquetas de maternidad consciente, con apego, crianza respetuosa, talibanas de la teta, defensoras del biberón y todo lo relativo a la crianza porque cada cual hace de su maternidad la experiencia que cree mejor para su hijo; cada cual cría como mejor sabe, quiere y le va bien…. eso si…. con un denominador común.. el amor hacia los hijos y el respeto hacia los mismos.

” Si juzgas un libro por la portada te puedes perder una gran historia”

Yo siempre he llevado por bandera que soy una madre perfectamente imperfecta…. pero me lo digo yo y no permito que nadie me lo diga.

No me gusta que me etiqueten por el tipo de madre que soy…. porque como suele pasar con esto de etiquetar, catalogar y juzgar suele conllevar a error y equivocación.

Y si no me gusta que me etiqueten tampoco voy a etiquetar yo a ninguna madre. Si hay algo que siempre digo es que he tenido mucha suerte ya que en este mundillo he conocido a muchas madres; he tenido el privilegio de hacer buenas amigas y cada una cría y educa de la manera que le parece más correcta y sin juzgar.

Etiquetar, y más si cabe en esto de la maternidad, tiene un peligro cuando confundimos juicios con hechos y hemos de ser conscientes que las etiquetas que ponemos a las personas calificándolas de una determinada forma, son juicios y, como tales, nunca son ciertos o falsos, si no que los juicios están bien o mal fundamentados.

Los juicios raras veces se desmienten, por la sencilla razón que, al poner etiquetas a las personas actuamos con ellas de una manera que contribuye a potenciar la conducta que pretendemos evitar y que, por lo tanto, nos confirma nuestro diagnóstico. Por lo tanto se convierten en nuestras “verdades incuestionables”…. el efecto pigmalión.

Definitivamente me gustaba todo mucho más cuando simplemente éramos madres.

Mamadedos.

Posts relacionados

Sin comentarios

Cuéntame

Blog diseñado por Laucreativa con mucho <3

Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

Aviso de cookies