Adolescencia Diván

Tu estudia la carrera que te haga feliz

estudia-carrera-feliz

Una de las herencias que me dejó mi buenpadre fue su frase sentenciadora “Tú estudia la carrera que te haga feliz” ….. ( que digo yo que en ese momento que me hizo esta reflexión llega a saber que me la tomo a pies juntilla y estudio lo que estudié  y tengo la suerte de dedicarme a ello…. se calla…. fijo)….. y la frase recuerdo continuaba con aquello de…. “que luego ya veremos si tienes la suerte de trabajar de lo que has estudiado y continuar construyendo tu felicidad personal”. Privilegiados en este sentido, hay pocos….. y desde luego si te hace feliz lo harás bien.

Verdaderamente los padres verbalizamos a veces frases que se quedan tatuadas en el alma y en la cabeza de nuestros hijos (así que ándate con ojo con lo que dices….no vaya a ser que luego te comas tus palabras) Bromas a parte…… porque este post no es ni mucho menos de broma…. al contrario….. de preocupación y de reflexión para todos aquellos padres que quieren vivir la vida de sus hijos (haberlos “haylos”)…..OJITO.

Por suerte o por desgracia (tengo dudas a veces) veo a padres de adolescentes, me relaciono con unos pocos, pero oigo a muchos más de los que quisiera….. y se me ponen los pelos como escarpias de ver/oír/palpar cómo por el simple hecho de ser sus padres se permiten el “lujazo” de escoger las carreras de sus hijos.

Sí sí, has leído bien.

No quieras vivir la vida de tu hijo

Y digo escoger, porque es tal cual…… es un trabajo de “metededoenllagaqueduele” que van haciendo desde primero de bachillerato bajo la premisa esa de: “hijo… te veo perdido en tu futuro…. yo de tí……”

Gran error ese yo de tí, ….. ese yo de tí puede hacer de la vida de tu hijo una desgracia!!!!!!

Que no te culpo…. oye…. que es humano si ves a alguien “perdidillo” y es tu hijo llevarlo al redil para que siga un camino…. pero ojo, que es SU CAMINO; NO EL TUYO…. ¿recuerdas?

Y no es sobreprotección esto, noooo,  es mucho más grave….. Tu hijo debe centrarse en este aspecto por sí mismo…. encontrar lo que le guste, buscar su vocación o preferencia por él mismo y no bajo tu batuta…. que no quiere decir que pueda ser un tema a tratar, dialogar incluso de búsqueda que hagáis juntos pero el que debe llevar la voz cantante por muy perdido que esté es él.

Que estudien algo que les fascinaría realizar, aún si no tuvieran remuneración financiera por ello.

Frases como “esta carrera no tiene futuro”, “no ganarás dinero”, “no es una profesión de éxito” o la de “hay carreras con más ….. nivel”…. “5 años estudiando una carrerita para luego dedicarte a ¿qué?”….. y muchas otras, deben esfumarse de un plumazo de nuestros labios, todo y que lo pensemos, creo que deberíamos callar y mordernos la lengua.

Si tú elegiste en su día deja que él elija….. y si tarda en verlo, que tarde, que la vida es muy larga y no pasa nada por encontrar el camino vocacional más tarde….. dichosos timings de vida…….Pienso firmemente que es mejor un año “sabático” haciendo otras cosas que obligarlos a matricularse en cualquier carrera por eso de no perder un año… porque si no les gusta lo van a perder igual.

Si te la eligieron, no cometas el mismo error que cometieron tus padres contigo (independientemente de que seas feliz o no; acertaran o no en su elección para tí)……..tienes más números de cagarla que otra cosa.

No lo presionemos a elegir una carrera, o universidad dejemos que sea nuestro hijo adolescente el que elija. 

Una vez más prima el Estar y Saber Estar (tan mío y tan cierto en esto de la maternidad/paternidad).… lógicamente lo más normal es que si va algo perdido sea él mismo el que te pida ayuda…. y en nuestras manos está el ayudarle a conocer, despejar sus intereses y las actividades que más les gusta realizar; conocer sus capacidades y lo que es más importante… hacérselas ver a él mismo, porque ya te digo que si va “perdido como un pulpo en un garaje” no será capaz de ver sus propias aptitudes, capacidades y habilidades (y aquí sí que es importante estar, saber estar y subir su autoestima).

Hablar de vocación….. descubrir quién soy, cómo soy y hacia dónde quiero ir…… Actualmente en los colegios les ayudan en este aspecto ya que les hacen test para la identificación de intereses vocacionales que francamente abre los ojos de muchos adolescentes.

Hemos de encontrar el punto intermedio entre apoyo que les ofrecemos y la libertad que él necesita para elegir y si se equivoca en la elección no es un fracaso…. no pasa nada, y recuerda que equivocarse es un derecho…. buena frase para verbalizar muy a menudo desde que son pequeños….. es mejor perder un ciclo, perder un año que toda una vida.

Mamadedos

Posts relacionados

Sin comentarios

Cuéntame

Blog diseñado por Laucreativa con mucho <3

Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

Aviso de cookies