Opinión

Estoy en estado “jarr” pero te lo voy a contar

chiste-Maitena

Chic@s, estoy psicologicamente fatal, ya no se si soy bipolar, neurótica combulsiva, o simplemente mi cabeza “no da pamás”….después de unas semanas luchando contra las “itis”…para abreviar porque hemos tenido de todo en esta casa….. pues eso, me he quedado un poco “jarr”…. Seguramente os preguntaréis qué es esto de estar “jarr” pues es aquel estado en el cual, por ejemplo, te comerías el bote de nutella sin sacar el tapón!!!!! y así no muerdes a nadie.
Pero dejando de lado el estado “jarr” en el que me encuentro, hoy me gustaría hablar de algo que en su día ya hablé porque también debía estar “jarr”, pero que quiero retomar y ampliar porque creo es de vital importancia, más que nada porque es de aquellas cosas que no son porque lo digo yo y punto, sino que hay un estudio científico al respecto que lo respalda… y eso chicas es CIENCIA, y  no precisamente ciencia ficción.
¿Os acordáis de Louan Brizandine? ¿Qué quién es ella?….. pués es hija, esposa, amante, madre, igual que nosotras, pero ella además es neuropsiquiatra… por lo tanto una científica como la copa de un pino!!!
¿Os acordáis de lo que nos decía este cerebro portentoso de mujer?.. pues dice verdades como puños pero comprobadas científicamente… ¿dónde?…. en su último libro “El cerebro masculino”… de ahora en adelante como la Biblia o el Vox… un indispensable en todas las casas donde habite un especímen denominado hombre. ¿porqué un indispensable?… porque nos evitará a nosotras muchos pero que muchos disgustos!!! y oye…. si quieres un consejo aparta el best seller de John Gray que no es lo mismo que las sombras de Grey…. y si quieres quedarte tranquila a modo de consulta en la mesilla de noche.
Resumiendo los 5 mandamientos que nos contaba en su libro:
Premisa 1: “Los niños son más difíciles de educar”, “ellos el 65% del tiempo se lo pasan compitiendo, las niñas dejan 20 veces más sus cosas”….. la verdad es que el tanto por ciento lo desconocía, pero que se pasan el día compitiendo lo teníamos claro, no?
Premisa 2: “La palabra correr les estimula las células cerebrales y los músculos” aquí sientiéndolo mucho porque daría rienda suelta a mis pensamientos, pero serí no apto, y además me cerrarían el blog fijo…… pero bueno, no me puedo aguantar así que… un pequeño y minúsculo comentario al respecto….. a la que oyen correr (y seguro no es una marathon), les cambia la cara!!!!!
Premisa 3: “A los 5 años adoran a sus madres, y de los 9 a los 14 los niveles de testosterona suben un 250% (Dios!!), esto pasa a sus circuitos cerebrales y se alejan de su madre”… madre mía ya me los imagino como unos monstruos, rebosando testosterona por las orejas, y claro… abandonan a las madres que los parieron y buscan a las novias, amantes y futuras esposas… comoquieren que nos llevemos bien con las suegras??? es imposible.. nos ven como ladronas de hijos….
Premisa 4: “El cerebro masculino necesita solo 12 centésimas de segundo (zas) para clasificar a una mujer como sexualmente interesante o no” y claro…. cuales son esas mal clasificadas (por el poco tiempo empleado en la clasificación) como sexualmente interesantes? rubias, tipazos y con tetas…. que son además tontas, incultas, absurdas, meras xatis y “fundevisas”, con las que no se casan ni pasan el resto de sus días.
Premisa 5: (y última) “Los hombres no tienen empatía emocional” está cientificamente comprobado!!! y me quedo mucho más tranquila la verdad, dormiré tranquila y me evitaré y os evitaré disgustos.. así que son incapacer de decir, cuando estamos de bajón en la cocina llorando… cariño, sé perfectamente como te sientes, me pongo en tú lugar cariño….Ja!! y además como no te dice lo que quieres oir, y ni entra en la cocina nosotras nos cabreamos más, así que tristes y enfadadas……. Chicas… no saben….. así que es mejor no esperar nada empaticamente emocionable por su parte.
Hasta ahí todo perfecto… pero se olvidó de una premisa más que importante en su libro, y claro, desde aquí una menda lerenda, que soy la neuropsiquiatra de mi casa, que le quiere echar un cable….
Premisa 6: hay ciertas palabras y gestos que el cerebro de un hombre jamás entenderá; teniendo en cuenta que son bastante torpes para la comunicación no verbal, me voy a referir sólo a las palabras; palabra que tienen más de un significado y que nunca aciertan con el que és……
Un hombre no entiende que cuando le dices OK… le estás diciendo que la discusión la das por finiquitada, que somos nosotras las que tenemos la razón y que punto pelota (y no el de intereconomía).
Tampoco comprenden el verdadero significado de la palabra NADA…. para ellos nada es nada, y nada en nuestro idioma es ALGO; ALGO IMPORTANTE…..
MUY BIEN…. si les decimos ésta….. más vale que se vayan preparando porque la venganza es un plato que se sirve frío…. pero ellos se van tan contentos…. oyen BIEN y se piensan que es sinónimo de PERFECTO.
DA IGUAL…. ahí ya… es que es pedirles mucho…… querido lector masculino que muy posiblemente cuando estés leyendo esto estarás acarajotado porque estarás entendiendo muchas cosas…. un DA IGUAL aunque sólo sea susurrado…… te están mandando literalmente a la mierda (con y sin perdón).
TU TRANQUILO; NO TE PREOCUPES; DEJALO TAL CUAL…. y va y lo deja … pero que no entiendes que si lo dejas no nos va a quedar más remedio que enfadarnos… a lo que tú preguntarás que qué nos pasa y te tendremos que contestar que NADA????
Bueno, espero que haya servido de algo todo este rollo. Espero y deseo que si eres mujer la que lo ha leído te hayas reído un rato, y si eres un hombre (que sé que alguno que otro me leen……) hayas aprendido, tomado nota y en la próxima te cuento lo que significa cuando una mujer suspira profundamente…. y no.. no quiere sexo ni pinchito ni nada de lo que te imaginas….. 
Mamadedos

Posts relacionados

Sin comentarios

Cuéntame

Blog diseñado por Laucreativa con mucho <3

Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

Aviso de cookies