Muy MamádeDos

El valor de la vida

el-valor-de-la-vida

Y bien verdad es que no valoramos lo que tenemos hasta que vemos que podemos perderlo….  y ya no te digo cuando se trata de la vida, el valor de la vida….

Hace unos meses un virus llegó sin pedir ni siquiera permiso….. un porculero enterovirus que casi nos trunca la vida…… así tal cual te lo digo.

Un virus que, a toro pasado y superado, me ha obligado a hacer un exámen de conciencia muy difícil…. y de los que no gustan…..

¿Valoramos realmente lo que tenemos?

No

¿Valoramos sinceramente la vida que tenemos?

No

¿Aprovechamos al máximo cada momento que nos regala la vida?

No

¿Exprimimos los instantes, sonreímos a la vida y estamos 100 por 100 en todos los momentos disfrutando al máximo sin pensar en nada más que en eso que estamos viviendo?

No….. rotundamente Yo No.

¿Somos realmente conscientes de que cada día es un regalo?…….

No valoramos lo bien que estamos hasta que dejamos de estarlo y truntulla nuestra zona de confort…..

Valorar las pequeñas cosas de la vida

Un virus que todo y que Yo no lo he tenido recorriendo mi cuerpo y pensando donde se colocaba para joder……. lo he sufrido en propias carnes…. y que me hubiese cambiado por ella sin pensarlo ni un segundo.

Un virus que lo he padecido en el alma; me la partió en dos y me tuvo en vilo desde un sábado a las 23:00 de la noche hasta un martes  a las 15:00 de la tarde….. las horas más duras que he pasado como madre de Gabi…..

Un virus que, gracias a Dios, o a lo que haya más allá, ni se la llevó por delante ni le ha dejado secuelas neurológicas, físicas, psíquicas y de ningún tipo (seguimos con revisiones exhaustivas) y que todo apunta a que está bien……. pero a mi como madre me ha dejado una secuela vital….

Un cambio de perspectiva y de manera de ver la vida

Yo ya no veo la vida como antes; y a ella tampoco la veo igual que antes. Miro la vida de otra forma, ni mejor ni peor…. simplemente diferente….. vivo y viviré la vida valorando cada día lo afortunada que soy precisamente por poderla vivir con mis hijas a mi lado y miro al futuro con otros ojos, sin estrés ni prioridades absurdas más que imaginando más momentos con ellas.

Es una pena tener que haber pasado por esto para ver las cosas de manera diferente…..

Veo la vida como un regalo, y es un lujo…. y no te puedes relajar, ni dejar de disfrutarla porque te puede cambiar en una décima de segundo…. pero yo no era consciente de ello realmente y conscientemente hasta hace unas semanas.

Vivimos en la cultura de la inmediatez; en un mundo que gira y va demasiado rápido y esa prisa no nos permite ni valorar, ni ver, ni disfrutar realmente de cada nanosegundo.

Yo me perdía mucho….. cada día….. si sumo momentos creo que ganan los que me he perdido…. pero no me quiero perder ni uno más.

El bucle de la monotonía; del día a día, las prisas, las rutinas…. sin siquiera valorar los pequeños momentos, los buenos instantes, una caricia, un abrazo lento y sin prisa…. un beso fugaz.

El valor de las cosas está en la intensidad con que suceden. Por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomparables

Siempre he dicho que Gabi es la felicidad en persona; risueña, feliz, agradecida, cariñosa, buena, regaladora de sonrisas por doquier, divertida hasta decir basta, ingeniosa, rápida, locuaz……arrolladora, empática como pocas y siempre doy las gracias por venir a revolucionar mi vida, la de su hermana y la de su padre….. Gabriela tiene un “no se qué especial” que sólo lo palpan quienes la miran con los ojos del alma y el corazón de las emociones.

Ahora si cabe la veo, la observo, la miro y admiro de otra manera…. no puedo evitarlo; no me preguntes cómo, pero es así.

A su hermana, muy consciente ella de lo que ha pasado, lo ha vivido y ha estado a su lado como nunca jamás imaginé…. le pasa lo mismo…….la mira y admira de otra forma.

Mi madre que no se separó de nosotras hasta que hubo paz diagnóstica, que sufrió en silencio como siempre hace y me apoyó en todo momento, le pasa lo mismo….. lo veo y lo siento.

Incluso a su padre…….el buenpadre,  creo que en su yo más interno le pasa igual que a mí….. pero él calla…… pero la mira diferente.

Te miro diferente Gabi…… con una alegría entremezclada con una melancolía que sale del alma en modo de suspiro…..que hace que me asalte el tremendo “y si…”…… y te vuelvo a mirar y no puedo quererte más…..

No podía llamarse de otra manera

Jamás estuve más convencida que llevas un nombre de ángel en mayúsculas….. que sabio ese susurro que me dijo al oído bajito después del momento dos rayas rosas… GABRIELA…… y es que no te puedes llamar de otra forma cariño.

Una vez más querida mía le has bailado a la vida… sin ser tú muy consciente de que era un baile vital.

Una vez más has ganado la batalla…  sin saber siquiera que luchabas una final.

Te miro mientras duermes, a mi lado o en tu cama….y le doy gracias a la vida por tenerte a mi lado, por quedarte conmigo, con nosotros.

No quiero pensar…..pero hay momentos que pienso.

No puedo siquiera imaginar una vida sin ti…..

Eres y serás el regalo más bonito que la vida me ha dado…. junto a tu hermana…..

Hoy simplemente soy Bea….. una mamadedos cualquiera,  con el alma rasgada.

Posts relacionados

4 Comentarios

  • Responder
    Noe
    8 enero, 2018 at 10:22 am

    Bienvenida a la vida Bea.
    Yo amanecí en la mía con mi primer bebé de 7 meses y una septicemia. Cuando te preparas para decir “adiós”, nada vuelve a ser igual, y desde ese día cada “hola” es inmenso.
    Mi pequeño superviviente no solo me hizo mamá, me creció y me crece cada día.
    es tal y como lo has descrito, la vida de pronto vale más, sabe mejor, huele mejor…
    Un abrazo.

  • Responder
    sara
    8 enero, 2018 at 2:48 pm

    Mealegro que ya esté todo bien.
    U abrazo

  • Responder
    Celiaca de Repente
    8 enero, 2018 at 4:28 pm

    Como sufrí por ella y por ti esos días. Como me alegre al ver que todo había quedado en un susto y que los resultados van saliendo todos bien. Gabriela es un tesoro.

  • Responder
    La Sonrisa de Mini Yo
    8 enero, 2018 at 9:58 pm

    Buffffff, me he quedado de piedra, no imagino por lo que habéis pasado. Gracias a Dios que los resultados van saliendo bien, como cuentas. Por lo escribes en el blog, tus hijas son unas luchadoras, y tú también. Me alegro que todo vaya mejor. Muchos besos para las tres

  • Cuéntame

    Blog diseñado por Laucreativa con mucho <3

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

    Aviso de cookies