Opinión

El síndrome del príncipe destronado

Capturadepantalla2014-11-27alas10.31.32

Hoy va de los malditos CELOS….celos que, al parecer, entre hermanos son tan naturales como inevitables.
De todos es sabido que la llegada de un bebé puede provocar el síndrome del príncipe destronado al mayor de la casa y puede provocar irascibilidad, que que vuelva a pedir el chupete, que su vocabulario y lenguaje corporal sea como el de un bebé, vuelvan a mojar la cama, las temidas rabietas y que quieran ir en brazos de nuevo… síntomas hay muchos y cada niño reacciona de manera diferente ante tal situación.
Pero, ¿Qué son los celos? ¿realmente todos los hermanos mayores sufren este, a mi entender, “malllamado” síndrome?
Los celos no dejan de ser un estado subjetivo que se caracteriza por una sensación de fustración al creer que no somos correspondidos emocionalmente, en intensidad y frecuencia que queremos por parte de nuestros seres queridos.
Los niños, que ya lo he dicho en infinidad de ocasiones, son egoístas por naturaleza desde que nacen y hemos de educarles en el valor de compartir, quieren la exclusividad del cariño de sus padres, quieren y se creen en la necesidad de ser el centro de atención y la llegada de un hermano comporta ese “valor de compartir”, en este caso a los papás.
Ni que decir tiene que, todo y ser naturales e inevitables pueden y lo que es más importante SE DEBEN atenuar, ayudar a GESTIONARLOS y así poder SUPERARLOS.
Por suerte o por desgracia…. más bien por suerte… mi experiéncia ante esta situación no es de “Máster” dado que creo que en mi caso la diferencia importante de edad entre mis hijas, 8 años y 5 meses, ha hecho que lo que puede ser un “problemón” añadido a la maternidad haya sido algo casi inapreciable….cuando por lógica y después de tantos años siendo “la reina del mambo” podía haber sido la “ecatombe”.
Pero claro, cuando nació mi hija pequeña la mayor ya tenía una edad para razonar, dialogar y entender. Con 8 años el vaor de “compartir” lo tenía ya muy asumido… fui una madre muy “porculera” en lo que respecta a este tema precisamente por el hecho de ser hija única y para no crecer con los “estigmas” de la figura del hijo único.
La verdad es que muy mal no lo debí hacer, porque la mayor no ha tenido ni tiene “celos” de su hermana pequeña. Si que os diré que hemos ido con “ojo” durante los primeros años observando posibles signos de “alerta”… porque no te engañes… esto no viene de sopetón… y siempre, incluso ahoira les dedicamos “espacios” en solitario a cada una de ellas.
Sí…. creo firmemente que es bueno “separar” a los hermanos y que tengan espacios de protagonismo con ambos progenitores por separado…. no por ello se deja de ser família.
Ahora bien…. ¿como se debe llamar a esas llamadas de atención que a veces la pequeña “entona” y que denotan una ligera dualidad amor/odio muy posiblemente inconscientemente cuando haces caso a la mayor más de 10 minutos seguidos?…..
Que digo yo que ningún “intruso” la ha “destronado” a la menda lerenda… dios nos libre…. porque la historia sería completamente al revés, y más que una princesa destronada sería un tsunami en casa de Mamadedos….
Hay quien dice que es un exceso de mimos, otros que me ha pillado “mayor”… en unos días os cuento más de estos celos de la pequeña a la mayor.
Mamadedos

Posts relacionados

14 Comentarios

  • Responder
    Lydia Almansa
    3 febrero, 2015 at 2:37 pm

    Jope, que tema más peliagudo verdad? llevo yo días también dándole vueltas a un post de este tipo…oye.. y si haces un linky??? a raiz de éste? piénsalo 🙂
    Dime si lo haces…si no te pongo mi opinión aquí o preparo un post si haces la party jajaja
    Un besote…

    • Responder
      Bea
      4 febrero, 2015 at 10:59 am

      Yo no creo tenga tato tirón como para hacerlo….. Porque no lo hacemos al revés….. lo haces tú y me sumo a ello????? en unos días sale la segunda parte que me ha tocado vivir estos días que la mayor estaba mala.

      Ya me dices guapa

  • Responder
    Mis chic@s y yo
    3 febrero, 2015 at 3:10 pm

    Mis hijos desde pequeños hacen extraescolares así que cuando un@ no le tocaba extraescolar me invente el día de mimitos, qué consistía en hacer todo lo que quería el homenajead@ del día: un cuento, un juego….cosas así era una horita y pico "exclusiva" para solucionar temas de celos- Que en casa no han sido demasiado graves pero todo y eso sigue habiendo!!! Feliz semana!!

    • Responder
      Bea
      4 febrero, 2015 at 11:00 am

      Buena opción aprovechar la extraescolar para la dedicación al otro en su totalidad. Y cuan importante es que se sientan protagonistas por un rato o por un día eh????

      Gracias por estar.

  • Responder
    Mami Katabum
    3 febrero, 2015 at 7:56 pm

    Yo los tuve muy seguidos (año y medio entre chango y chango) y seguí el consejo de mi mamá, "explicale al mayor que va a llegar una hermanita y recuerda que el se acuerda de todo". Lo hicimos tal cual y M1 siempre estuvo feliz con la llegada de Kukla y luego Kukla con la de M3. Aquí también separamos espacio para cada uno con cada padre. Ellos también han estado siempre en alguna extra curricular desde chicos y cuando entra el uno, hacemos algo súper divertido con los otros dos. Una ve por semana hacemos algo con cada monkey por una hora.
    Mucha gente me pregunta si los mayores son celosos de M3 "porque el recibe más atenciones", pero no. Los mayores saben que su hermano tiene necesidades muy distintas y necesita en algunos aspectos más ayuda. Como dices, algo estaré haciendo bien 😉

    • Responder
      Bea
      4 febrero, 2015 at 11:03 am

      Seguro… ni lo dudes que lo haces fenomenal…… y es que tres son multitud!!!! Te admiro guapa.

      besos

  • Responder
    Sara M.
    3 febrero, 2015 at 10:20 pm

    Los míos solo se llevan tres años, y los celos son mutuos. Aunque por carácter, peor lomlleva la niña, que es la mayor.

    • Responder
      Bea
      4 febrero, 2015 at 11:04 am

      Que cosas la verdad….. yo jamás pensé la pequeña tendría celos de la mayor…… debe ser por carácter.

      Un beso

  • Responder
    Marta Perez
    4 febrero, 2015 at 7:37 am

    Jajajaja, un tsunami dice, jajajajaj. Está bien eso de observar los signos por si acaso, para intentar que no hayan celos, aunque de algún modo, tampoco es malo que haya algunas veces porque eso hace reafirmar la personalidad de las personas, y hablar y tratar de comprender porqué ese ataque de celos, cuando no hay razón para ello según nuestro punto de vista, -que puedes alucinar con lo que te dicen, de como se sienten en ese momento de celos-, para apaciguarlos.

    • Responder
      Bea
      4 febrero, 2015 at 11:05 am

      Yo con Gabi alucino… por lo menos lo expresa…. no te digo más que en unos días sale la segunda entrega de celos…..

      Besotes

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    4 febrero, 2015 at 11:35 am

    Jo menudo ritmo llevas de publicación… me cuesta seguirte!
    Mi hija mayor tenía algo más de 4 años cuando nació su hermanito y se lo tomó fatal, se arrancaba las uñas de cuajo hasta que le sangraban todos los dedos. Ahora le tolera pero no le gusta demasiado.

  • Responder
    La Sonrisa de Mini Yo
    4 febrero, 2015 at 11:55 am

    Los celos de Mini Yo son sobre todo con su prima y en casa de los abuelos; asi que alguna que otra vez ella se queda sola en casa de los abuelos como una reina. Cuando están juntas el abuelo se dedica a Mini Yo y la abuela a su prima, para que ambas se sientan como reinas.
    Besos

  • Responder
    UnaMadre delSigloXXI
    11 febrero, 2015 at 5:25 pm

    Me ha gustado mucho tu post. Es curioso, que siempre hablamos de los celos del mayor al pequeño y no al revés, cuando son también muy habituales (mi sobrino, el pobre, sufre una barbaridad cuando sus padres atienden un rato a su hermana mayor).
    Un saludo!

  • Responder
    asicomolopienso.com
    12 febrero, 2015 at 1:07 pm

    me gusta tu entrada y me he decido a unirme al carnaval propuesto por Lydia. En casa tambien hay celos de la peque a la mayor! nos leemos!

  • Cuéntame

    Laucreativa

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. CERRAR