Opinión

El síndrome del niño llave….y otros

niñosolo
Me prometí a mi misma no “ponerme brava, Che!!!! ” ( como dice mi inseparable Pao) Pero claro, si me salto la norma esa que me puse hace unos añitos (no leer la prensa con el objetivo de ser feliz como Heidy en las montañas) …pues eso….
Leo….(hace unos días….que lo he tenido que madurar…) 
se extiende el síndrome del niño llave” ….. (Me imagino por donde van los tiros)…..
Sigo leyendo…. “Al menos 350.000 niños de 6 a 14 años pasan las tardes de los días laborables solos en casa” ……. El corazón se me taquicardia por un segundo…. Leo de nuevo…… Coño…. Si, si, pone niños de 6 a 14….. ……. Se han equivocado….. De ¿6?….. Pero a ver…… Si con 6 años les cuesta hasta poner la llave en cerradura como cojones van a tener ese síndrome???? 

Francamente, creo que los alarmismos gustan en España…. Pero dudo mucho muchísimo que ninguna madre deje a un niño de 6 años que está cursando primero de primaria con suerte, algunos P5, les den las llaves, salgan del colegio solos, lleguen a casa abran la puerta, merienden y esperen a sus papás……. A partir de los 10, cursando 6 de primaria ya me lo creo más…. Todo y que a los padres no sea una idea que nos encante….. Les hemos de dar las llaves para que bajen del colegio a casa, merienden y empiecen a hacer deberes hasta que lleguemos a casa…. La vida que llevamos nos obliga a hacerlo…. Y es más darles las llaves implica darles un móvil para que te llamen al salir del cole, a medio camino y cuando lleguen a casa…. El control desde la distancia que no tenemos más remedio que tragar…..y con el que nos hemos de conformar. Pero si una cosa quiero aclarar…… No les colgamos la llave del cuello como dicen…… Por dios del amor hermoso y si alguien lo hace, parar….. Más que nada que cualquier degenerado que vea a un niño solo por la calle y con la llave colgada apaga y vámonos. Hay otros métodos igual de factibles e incluso mucho más seguras para que no las pierda. 
Al parecer… Yo no sabía ni que existía dicha comisión, la Comisión Nacional para la racionalización de los horarios españoles ( repito, yo ni idea, prefiero pensar que porque me encanta mi papel de Heidy, no por lo poco,que hagan o la nula repercusión de sus acciones…) ha efectuado una encuesta….. Y concluye que 70.000 niños cenan solos y sin la presencia de ningún adulto en la casa…… (Tela marinera….. Quizás porque visualizo al niño de 6……. Pero todo y así que ninguno de los dos padres no pueda llegar ni para la cena y que no lo soluciones con otros mecanismos, dícese familiar, canguro etc….. Creo que son demasiadas horas de soledad y de falta de control sobre el niño…..y lo digo yo, como madre que muchas veces está más ausente que presente….) 
También concluyen que 1.000.000 de niños piensan que sus padres trabajan demasiado….. Demagogia…. Si… Porque a cualquier niño que su mami no le lleve al cole o le vaya a buscar piensa que ya trabaja demasiado….. Esta cifra no me parece para nada real ni cierta…….
Y la última conclusión que leí, que no quiere decir que acabaran…. Pero yo tuve que parar…. 15.000 niños se encuentran en una situación de incomunicación extrema…….. Lo cual no voy a comentar……… Creo que afirmando esto….. Perjudican más que ayudan a las familias……porque da una sensación de un estudio de poca seriedad que no veas…… Es muy fuerte afirmar la incomunicación extrema……
Busco información, leo, y francamente se me ponen los pelos como escarpias….. 
Niños de llave
En España unos 350.000 menores entre 6 y 14 años pasan las tardes solos en casa y 70.000 cenan sin sus padres.
Síntomas: Los padres no están en casa cuando los niños llegan del colegio. Son la “generación llave” y desde pequeños la llevan colgada al cuello. No tienen nadie que les riña o controle si meriendan o hacen los deberes, pero tampoco nadie que les ayude ni a quien contar sus problemas o sus logros.
Diagnóstico: Se acostumbran a estar solos y hacer lo que quieren, por lo que cuando están con sus padres no obedecen y cuando crecen es difícil que acepten la autoridad.
¿Qué hacer? Sustituir cantidad por calidad. Aunque se esté cansado hay que preguntar a los hijos como han pasado el día e interesarse por sus deberes. Hacer planes juntos los fines de semana.
Peter Pan
Muchos padres han pasado del autoritarismo a la sobreprotección y al “miedo al trauma” si se les riñe o castiga.
Síntomas: Los niños no se responsabilizan de sus actos, no saben enfrentarse a los problemas y buscan que otros los solucionen. No son autosuficientes, suelen tener una personalidad débil y dudas a la hora de tomar decisiones.
Diagnóstico: Cuando crecen tardan en irse de casa y son inmaduros emocionalmente. Cuando son adultos no se sienten con capacidad de asumir responsabilidades.
¿Qué hacer? Hay que ayudar a los hijos a que sean autónomos, dándoles responsabilidades acordes con su edad, estimularles y confiar en ellos.
Puerta giratoria
Algunos padres intentan llevar con normalidad un divorcio y presentan a sus nuevas parejas a los hijos al inicio de la relación
Síntomas: Los niños se acostumbran a ver entrar y salir de sus vidas a novios y novias, como en una puerta giratoria en la que uno entra y otro sale.
Diagnóstico: Los hijos se distancian emocionalmente y no crean lazos afectivos. No quieren encariñarse por saben que tarde o temprano esa persona desaparecerá de su vida. La falta de estabilidad puede afectarles en su vida afectiva adulta.
¿Qué hacer? No involucrar a las parejas de los padres en la vida del niño mientras no sean una relación estable. Mantener firme la relación del menor con el padre y la madre para darle estabilidad.
Niños lo quiero todo
A pesar de la crisis, los niños de hoy en día se han criado en la abundancia. Síntomas: Ya no heredan ropa de los hermanos sino que estrenan todo y tienen más juegos de los que puedan utilizar.
Diagnóstico: Son incapaces de posponer sus apetencias, lo quieren todo y lo quieren “ya“ y si no lo tienen se enfadan. Cuando consiguen algo les deja de interesar. No diferencian entre lo que les apetece y lo que necesitan y no valoran las cosas.
¿Qué hacer? Dosificar regalos y no compensar con objetos la falta de cariño o tiempo. Hacerles que compartan lo que tienen con otros niños. Cuando pidan un capricho hacer que colaboren con su paga en la compra, para que sepan el valor del dinero.
Estrés temprano
Colegio, futbol, inglés, música… Muchos niños realizan tantas actividades “programadas” que no tienen tiempo libre para jugar.
Síntomas: Suelen estar irritables, cansados y duermen mal. Su jornada puede llegar a ser más estresante que la de cualquier trabajador.
Diagnóstico: Muchos padres le apuntan a clases para que no estén en casa solos pero los niños se sienten asfixiados y sufren porque temen no estar a la altura de lo que se espera de ellos.
¿Qué hacer? Escoger bien las actividades. Compaginar las que son educativas, como los idiomas, con las que realmente les guste. Dejarles tiempo libre para jugar.
Síndrome del emperador
Hoy los hijos son los reyes de la casa. La vida de toda la familia  gira en torno a ellos y son los que deciden que se come, donde se va de vacaciones y cuando y cómo se hacen las cosas.
Síntomas: Son niños que están acostumbrados a hacer su voluntad y cuando no les dan lo que piden se enrabietan.
Diagnóstico: Si se acostumbran a ser el centro, cuando crece y la familia es sustituida por amigos que no se pliegan a sus deseos, no saben cómo hacer frente a la nueva situación y se frustran. A corto plazo son felices pero se vuelven egoístas y pueden tener problemas de socialización.
¿Qué hacer? Es importante que el niño se sienta querido y seguro pero también tiene que aprender a aceptar las cosas que no le gustan. El “no” también les ayuda a crecer.
Incomunicación
Nunca los niños se han comunicado tanto con gente que apenas conocen y tan poco con su entorno.
Síntomas: En el coche ya no se canta ni se juega, ahora cada uno está enganchado a su videoconsola y a la hora de la comida la televisión ha sustituido al diálogo.
Diagnóstico: La falta de diálogo impide saber lo que piensan, cómo se sienten o si necesitan algo.
¿Qué hacer? Favorecer el contacto social y limitar las horas de televisión y ordenador. Favorecer las actividades al aire libre con propuestas atractivas. Aprovechar las comidas para hablar y contar como les ha ido el día. A veces los adultos damos malos ejemplos y preferimos ver las noticias a hablar en familia.
 ……. Yo francamente…… Conozco un síndrome, pero lo sufrimos los padres….. El síndrome de los padres cansados, cansados de no poder conciliar, cansados de sentirnos culpables, cansados de psiquiatras que ven el filón ( no todos), cansados de hacer mas horas que un reloj para pagar y no disfrutar de casi nada, cansados de madrugar, cansados de hacer jeroglíficos para que los niños no estén desatendidos, cansados de….. En definitiva….. cansados.

Posts relacionados

13 Comentarios

  • Responder
    Pao Malanga
    3 diciembre, 2013 at 4:09 pm

    Bea!!! Este post me parece EXCELENTE, me atrapó de principio a fin!!!

    El síndrome del niño llave no sólo tiene como responsables a los padres, sino sobre todo al sistema que no permite una conciliación real y acorde a las necesidades de madres y padres. Esta situación agudiza la brecha en la relación entre padres e hijos y deriva en los diferentes síndromes que enumeraste… Pero sin duda, el último, el de los padres, es el origen de todo. Si nosotros como papás nos sentimos cansados, vencidos, si el trabajo y la recarga de horas fuera de casa nos agobia no podemos disfrutar de la maternidad plenamente como desearíamos. Muchas veces el cansancio nos lleva a cometer errores que luego se pagan caro…
    Ojalá en algún momento la situación por fin se revierta… Creo que tod@s debemos luchar para dar vuelta la taba… Y como primera medida, aunque estemos cansados debemos hacernos un espacio para comunicarnos con nuestros hijos…

    Te saliste, GROSA!!!

    Un abrazo enorme… te adoro!!!

    • Responder
      Pao Malanga
      3 diciembre, 2013 at 4:17 pm

      Y con respecto al alarmismo… estamos en la edad de oro del amarillismo puro y duro!!!

  • Responder
    La Morada de Nieves
    3 diciembre, 2013 at 4:11 pm

    Hay en el mundo moderno una tendencia al etiquetarismo que me preocupa sobremanera. Al etiquetarismo y "ensacar" a todo el mundo, es decir, a meter a todo el mundo en el mismo saco y que vivan las terapias colectivas. Si personas hay miles de millones, circunstancias ya no te cuento… Así que por favor, mejor revisar cada caso, contextualizarlo con la máxima prudencia y dar a cada INDIVIDUO el trato PERSONALIZADO que debería tener per se, por definición.
    Nos encanta alarmar, nos encanta polemizar, nos encanta dedoacusar, pero poner solucioneeeeeees…
    Un besazo.

  • Responder
    felizenbrazos Didi
    3 diciembre, 2013 at 8:53 pm

    Bueno, me parece increíble la cantidad de etiquetas que se pueden poner a los niños y la facilidad para englobarlos a todos bajo un determidado síntoma o pronóstico

  • Responder
    felizenbrazos Didi
    3 diciembre, 2013 at 8:57 pm

    Sigo.
    Esta claro que todo eso pasa y que es una pena, mierda de sociedad que hace que los padres trabajen tantas horas que no puedan estar todo el rato que necesitan sus hijos, etá claro. Pero en estas encuestas se exagera o se generaliza mogollón.
    Como bien dices, no me veo yo a mi sobrina de 6 años pasando las tardes sola en casa, ni a ninguno de los adultos que la rodeamos permitiendo que eso paso, es demasiado pequeña. A veces tengo que dejar yo al mío de casi 12 haciendo deberes para salir a comprar y me siento fatal…..

  • Responder
    Angeles de la Sierra
    3 diciembre, 2013 at 9:14 pm

    Pedazo de entrada!!!! Me asusta la sociedad en la que vivimos y en lo que se está convirtiendo todo esto. El trabao, los horarios, la falta de respeto, la abudandica de cosas, el consumismo, etc……

    Tengo claro cómo quiero criar a mi hijo, y ni quiero que sea niño llave, peter pan, emeprador, etc….. espero poder hacerlo bien y dar , sobretodo, ejemplo, y, claro que los horarios me lo permitan.

    En definitiva, has expuesto una gran cantidad d econceptos para pararse a pensar profundamente.

    Excelente!

  • Responder
    Aida Cocho
    3 diciembre, 2013 at 10:42 pm

    Entradaza!! Por desgracia yo veo mas de un caso en el cole de mis hijos hay una niña que desde infantil va sola a casa … asi que si hay casos que son desde los 6 años me quedo alucinada con todos los datos que as puesto y que triste me parece que niños tan peques tengan que ser mayores antes de tiempo… yo reconozco que cuando trabajo me echan de menos y que no les gustan pero jamás see ocurriría dejarles solos … siempre que yo he trabajado los he dejado en el comedor y despues los recogía la abuela … me parece increíble que haya padres que no sustituyan su presencia con una persona adulta. ….

  • Responder
    Diario de una Madre
    3 diciembre, 2013 at 9:46 pm

    Madre mía Bea, vaya post te acabas de marcar y como diría mi madre "más razón que un santo". Triste, pero cierto, yo hay días que estoy más cansada que otra cosa, pero también es cierto que esta sociedad hay veces que pierde el norte. Yo tampoco creo que haya niños de 6 años solos por ahí danzando con llaves colgando… en fin…

  • Responder
    Lois Nenúfar
    4 diciembre, 2013 at 8:40 am

    Que post tan bueno Bea!!! francamente, se me han erizado los pelos cuando he leído lo de los seis años, me parece imposible!!!!!!

  • Responder
    Mª Sarrion Sarrión
    4 diciembre, 2013 at 2:14 pm

    Me da tanta pena… QUe me siento una gran afortunada por poder estar en este momento en casa con mis niñas… Y poder cuidarlas y verlas crecer…

    Es un pedazo post y has hecho una reflexión increíble!!!

    Un besazo

  • Responder
    M. Pilar Giménez Alvir
    10 diciembre, 2013 at 3:50 pm

    Hombre, 6 años me parece demasiado pronto, pero yo desde que tengo 8 tengo las llaves de mi casa e iba y volvía al colegio sola, porque no tenía que cruzar ninguna calle. Desde los 10 ya no había nadie en casa a la hora de la comida y he comido sola, lo que me daba la libertad de gestionar mi tiempo, bien comia antes y luego veía la tele o terminaba los deberes, o lo hacía al revés. Se empezó a darme una reponsabilidad que podía gestionar.

    http://www.trabajoyahorro.com

  • Responder
    Anónimo
    11 diciembre, 2013 at 10:54 am

    Hola Bea, es la primera vez que te leo. He llegado hasta aquí desde el blog de Bebés y más porque me llamó la atención el título de tu post.
    No sé si las cifras son exageradas o no, probablemente lo sean, pero existen casos de niños que están solos a esa edad. Yo fui una de ellos. A la edad de seis años mi madre me despertaba y se iba a trabajar. Yo me vestía, me calentaba la leche en el microondas, desayunaba y marchaba al colegio. Al acabar volvía, abría la puerta con mi llave, comía y hacía los deberes. Algunas tardes también iba a casa de alguna amiga, donde alucinaba porque su madre -generalmente- estaba en casa todo el tiempo. A mitad de la tarde, mi madre volvía y ya cenábamos juntas. ¿Los motivos? Madre soltera, malas relaciones con la familia, trabajo a distancia del lugar de residencia y poco presupuesto como para contratar a una canguro. Quiero decir, pueden darse las circunstancias. Estos casos existen, puedes creerme que un niño puede ser muy autosuficiente si le dejas. De hecho, hace no tantos años, los niños trabajaban y si morían sus padres muchas veces quedaban al cargo de sus hermanos pequeños. Esto sigue pasando en muchas partes del mundo.
    Por cierto, en mi caso, en cuanto a las consecuencias de la llave, es cierto que en mi adolescencia no aceptaba la autoridad porque me creía tan adulta como los adultos -aunque diría que como la mayoría de adolescentes-, o creía que todos llevaban años pasando de mí, como para preocuparse cuando empiezas a pensar por ti misma. Sin embargo, creo que también tuvo sus ventajas, pues siempre fui mucho más responsable que el resto de personas de mi edad y muy consciente de lo importante que es poder ser independiente. No por eso soy fría emocionalmente ni nada parecido.
    Las circunstancias muchas veces son las que tocan. No hay que preocuparse por si podías hacerlo mejor o no, o si tendrán "algún síndrome", pues su personalidad se construirá igualmente, y es imposible que lo haga sin tener algún defecto o carencia, la perfección no existe, como dice el logo de tu blog. Supongo que cuando has aprendido esto, la vida no parece tan difícil.
    Eso es todo, espero no haberte aburrido con mi experiencia, solo quería aportar un poco.
    Me gusta lo que escribes, pero te aconsejaría tomarte tu tiempo para revisar el texto y controlar los puntos suspensivos, marea un poco.

    • Responder
      Bea
      11 diciembre, 2013 at 12:49 pm

      Anonimo….. Penita no tener tu mail. Te agradezco la visita, pero el texto está perfectamente revisado. Si te molestan los …. O crees que son sinonimo de kontaña rusa te aconsejo no vuelvas, yo soy de …. Y es un sello de identidad que en 76.000 visitas no ha mareado a nadie

    Cuéntame

    Blog diseñado por Laucreativa con mucho <3

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. CERRAR