Diván

El lado oscuro de la sonrisa; si estoy triste, no me pidas que sonría

lado-oscuro-sonrisa

Y la sonrisa también tiene su lado oscuro; hay sonrisas que esconden tristeza, dolor, vergüenza, incomodidad incluso depresión. Digamos que la sonrisa es un reflejo simple más valorado en la sociedad que vivimos…. pero detrás de muchas sonrisas hay realidades siniestras.

Que digo yo…. que si estoy triste, no me pidas que sonría, te lo pido por favor;  ni me digas que debo animarme, salir, distraerme….. si estoy triste, estoy triste y punto…. maldita manía de esta sociedad de “venta” de imagen, de vidas felices, de que sonreír es lo mejor para la salud y de que hemos de ser optimistas….

Si no tienes una vida de “MR. Wonderful” no eres nadie.

Es por esto que me he visto obligada a tratar este tema con las niñas, sobretodo con la pequeña que además se pirra por productos con “claims” felices, de sonrisas, sueños, nubes y unicornios de colores.

No todo es oro lo que reluce Gabi, y detrás de infinidad de sonrisas hay emociones escondidas y no precisamente han de estar alegres, pero es que parece que en esta sociedad que vivimos si no sonríes estás perdida… y nada más lejos de la realidad.

Si estás triste, enfadada, malhumorada no tienes porque sonreír.

Y es que Gabi vas a tener que oír muchos consejos de buena voluntad en este aspecto, pero créeme que no son la mejor opción para superar el bache en el que estés, solo lo enmascarará. Vivimos en un mundo muy “Mr Wonderful” y lleno de frases bonitas y positivas,  pero la vida real no es así …. sino más bien una fachada…..y sinó echa un vistazo a las redes sociales o Instagram.

Hay que aprender a aceptar los estados de ánimo más oscuros y a largo plazo te aseguro que es beneficioso.

Ya lo decía hace tiempo yo por aquí, en mi empeño de educar emocionalmente a las niñas, el primer error que se comete es en dividir la emociones en positivas y negativas….. esto no va así, porque de las “malllamadas” emociones negativas se aprende y mucho en la vida.

Deberíamos preguntar más a menudo ¿Qué sientes?

Pero es que ya vamos mal de inicio, y te voy a poner un ejemplo: la sociedad tiende a preguntar ¿Cómo estás? y lo que realmente deberíamos preguntar es ¿Cómo te sientes?….. ahí radica la diferencia….. Cuántas personas te han preguntado alguna vez ¿qué sientes?… me atrevería a decir que nadie. Uno puede estar bien o mal….. pero ¿y el sentir? Profundicemos y dejémonos de superficialidades, apariencias y educaciones de compromiso.

Y a esto hay que sumarle que a la gente le encanta aconsejar así a la brava en todo,  pues en esto mucho más y los complejos de terapeutas y coachs fluyen a una velocidad……

Sonreír sin fundamento no sana; estar triste o enfadado no es malo….. es simplemente haber identificado y expresado la emoción que sientes en ese momento….. y si te fuerzan a sonreír la enmascaras….

Vivimos en un empacho de felicidad constante

Leía hace unos días que la ira, la tristeza, el estrés o el miedo son emociones que bien gestionadas nos permiten adaptarnos a nuestra realidad y realmente será lo que nos de luz para solucionarlo.

Ais….. cuánto queda por aprender….. es que mientras escribo visualizo a muchas madres y padres que no toleran ni dejan a sus hijos expresar las emociones “Negativas”, y lo único que hacen es enseñarles a negarlas, reprimirlas y los convierten en personas rígidas emocionalmente hablando….. frías incluso me atrevería a decir.

Así que si estás triste, enfadado, malhumorado….. y te viene alguien con sobredosis de felicidad y sonrisas….. le dices que no vas a sonreír porque no te apetece y no es tu momento…

Que no insista ni sea un metementodo….

Mamadedos

Posts relacionados

Sin comentarios

Cuéntame

Blog diseñado por Laucreativa con mucho love

Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

Aviso de cookies