Opinión

Enseñar a compartir y lo que cuesta inculcarlo

Yo no se vosotras pero desde luego os diré que Gabi lo de compartir lo lleva fatal… que digo fatal… terrorífico. Su sentido de la posesión es impresionante.
De buen grado se que cuando son pequeños pasan por la etapa del “mio” y se enfadan si les cogen por ejemplo un juguete, ya sean sus amigos o sus hermanos… pero es que ya tenemos 6 años!!! y no evolucionamos en positivo!!!!!
Hasta los 4 no me preocupaba, tenía realmente claro que los niños a esa edad aún no han desarrollado lo que se llama “teoría de la mente”, es decir ponerse en el lugar del otro… son incapaces de hacerlo y de entenderlo.
Fomentar el valor de compartir es algo que tenemos que hacer siempre, como padres debemos educarles y hacerles entender dicho valor.
La teoría la tengo clara, no se les puede reñir, castigar o decirles son egoístas… al contrario hay que buscar otros métodos como explicarles que si no comparten nosotros no jugaremos con ellos por ejemplo.
Pero oye nada…. vamos más camino de los 7 que de los 6 y no hay manera.
Compartir es mucho más que el hecho material de prestar algo, abarca también otros valores como la entrega, la dedicación y el tiempo. Para aprender a compartir el tiempo, en ocasiones, son muy útiles los juegos de turnos en los que el niño tiene que esperar a que le toque a él, mientras la atención la tiene otro niño.

Para mi como madre el COMPARTIR es una de las habilidades sociales más difíciles de inculcar.
Compartir significa un acto generoso y solidario para con el otro, en el que uno debe desprenderse de algo, que muchas veces cuesta, para dárselo de manera desinteresada a otro compañero. 
Yo seguiré en mi deber como madre de inculcar dicho valor. Voy a probas con estos dos vídeos a ver que tal….. y si no funciona…. siempre nos queda el genial recurso de los cuentos.
Este video esta basado en una antigua historia sobre el hambre y el compartir. La “alegoría de las cucharas largas” nos enseña que cuando se lucha sólo por alimentarnos a nosotros mismos, todo el mundo pasa hambre. Pero cuando nos centramos en el hambre de nuestro vecino, descubrimos que hay maneras de alimentar a todo el mundo.

Sin lugar a dudas un vídeo que nos hace reflexionar a todos.

Mamadedos

Posts relacionados

3 Comentarios

  • Responder
    Blog AdoroSerMama
    30 octubre, 2014 at 10:49 am

    Hola guapa! Me ha gustado mucho tu post porque tengo programado uno para la semana que viene que más o menos trata sobre este tema.
    Decirte que discrepo un poco. Yo no soy muy partidaria de que mi hija en este caso comparta sus cosas a no ser que ella quiera. Al fin y al cabo nosotros compartimos cuando queremos, lo que queremos y con quien queremos y pienso que con el tiempo ellos mismos compartirán sus cosas con quien realmente quieran hacerlo. Pero solo es mi humilde opinión. Un beso enorme!!!

  • Responder
    Mami Katabum
    30 octubre, 2014 at 12:50 pm

    Totalmente de acuerdo contigo en los valores que implica el compartir, y obvio de acuerdo en lo valioso que es que los niños aprendan todo eso. Sin embargo también hay que ver el lado individual del no compartir.
    Lo que dices de tomar tiendo jugando es clave 🙂 , como sabes, M3 está en en el espectro y el tema de compartir es un reto para nosotros (además tiene 4 testarudos años), algo que venimos haciendo hace tiempo es usar un reloj para compartir y empezamos con tiempos pequeños … 3 minutos, 5, 10….

  • Responder
    La sonrisa de Miniyo
    30 octubre, 2014 at 10:10 pm

    Difícil de inculcar pero se acaba logrando. Ahora cuando Mini Yo tiene como premio chocolate lo primero que me dice es: "quieres mami?" Y si le digo que no vuelve a insistir hasta que al final como un poquito (el chocolate es su perdición). Así que si Mini Yo lo ha conseguido ya verás como Gabi también, sigue perseverando.
    Besos

  • Cuéntame

    Blog diseñado por Laucreativa con mucho <3

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

    Aviso de cookies