Opinión

Consejos sobre seguridad para educar a los niños

educacion-seguridad

No aceptes caramelos de ningún desconocido….. mítica frase donde las haya….

Y quien dice caramelos dice cualquier cosa comestible; y si ya lo ofrecen en parques, jardines o en la salida del colegio… Mucho ojo!!!! Y no, no me tengo por una madre precisamente histérica en estos temas que digamos…. pero si que desde siempre y bien pequeñas les he dado unas pequeñas lecciones a nivel de seguridad y protección…. que con la de cosas asombrosas que pasan….

Y a modo de compartir, qué no de dar lecciones a nadie y sin ánimo de hacer salir las “Dramaqueens” que llevamos todas dentro…. huevonas a parte….

Una de las enseñanzas vitales, primordiales y de obligada transmisión como padres (bajo mi humilde punto de vista) es inculcarles que no deben bajo ningún concepto aceptar nada de desconocidos; y quien dice nada es nada y quien dice aceptar, también dice hablar,  relacionarse con gente que no conozcan incluso cómo ya comentaba en otro post a respetar, hacer respetar su cuerpo.

Transmitir sin dramatizar

Vamos por partes porque hay que ser exquisitos en este sentido y hacerlo sin dramatismos ni histerismos ya que les puedes contagiar y engendrar un miedo que es más perjudicial que otra cosa. Por lo que, con esta premisa de sin meterles miedo en el cuerpo, pero de forma insistente  y convincente para que tengan claro desde bien pequeños qué hacer en cada situación, digamos, de riesgo o posible riesgo.

Educar a los niños a edad temprana sobre cómo tratar con las personas extrañas debería ser uno de los mandamientos para padres en materia de educación.

Desde bien pequeños les hemos de repetir a cual mantra unos mínimos de seguridad importantes y que en un momento dado les pueden y nos pueden salvar de un buen disgusto y sobre todo lo que respecta a cómo tratar y reaccionar con desconocidos.

Ni qué decir tiene que la premisa número uno debería ser enseñar al niño a desconfiar de los extraños y a saber decir “No” en situaciones de riesgo.

No se trata de asustarle, sino de enseñarle a desconfiar de los extraños, a reconocer una situación de peligro y a defenderse dentro de sus posibilidades de los desconocidos; y para ello les hemos de dar unas pautas de acción/Reacción como podría ser gritar en voz alta No te conozco, déjame tranquilo…. por ejemplo.

No abrir la puerta a extraños, rechazar cualquier invitación tanto si se refieren a ofrecimientos o regalos, como a invitaciones para subir al coche o acompañarles a algún lado…. tópicos no tan tópicos y que no hemos de dar por sentados que los niños ya saben….. me viene a la cabeza aquel video que fue viral de un desconocido que se acercaba a los niños con un lindo perrito…

Yo siempre les digo a mis hijas….. quien no te conoce no debe ni dirigirte la palabra y desde luego ni caso si alguién se os acerca bajo la premisa…. soy amiga de tu madre….

No, no estoy loca y sí será deformación profesional, pero hay cosas que no se nos deben pasar por alto!!!! Y yo he enseñado a mis hijas desde bien pequeñas a chillar lo más alto que puedan si alguien se les acerca, les habla o se las quiere llevar.

 “No te conozco, tú no eres mi papá” y esto dará la alarma a la gente de alrededor.

Enseñarles de pequeños un número de teléfono para cualquier cosa, así como los nombres, apellidos y la dirección de casa….. explicándoles que tampoco la digan a la ligera, claro está…..

Al respecto de nombres y apellidos….. grave error ponerlos en lugar visibles en las mochilas…. y ya ni digamos bordadas en la típica bolsa de uniforme de colegio….JAMAS….. el porqué ya no hace falta que ni te lo cuente verdad? pero por si las moscas…. ahí va….un desconocido puede llamarlo por su nombre y el pequeño creer que lo conoce.

Si en el cole de tus hijos lo hacen…. hablar y sugerir a dirección un cambio. Hay pins identificativos con dibujos con los que los niños pueden identificar también sus mochilas.

Que si se pierden…. no pierdan la calma ni los nervios, que se queden quitas y cuenten hasta 30 y si no aparezco entren en alguna tienda, restaurante o super y hablen con las dependientas… es mejor esto que transeúntes de la calle.

Y que para evitar disgustos, es mejor que en lugares con afluencia de gente, que todo y que sabemos que son mayores, mejor ir de la mano de mamá o papá.

Perderse en la playa

Ahora que vienen épocas de playa…. yo me tomo un rato en enseñarle dónde estamos buscando un punto de referencia; pero no un punto de referencia del tipo al lado de esta señora de la pamela…. porque la señora se puede ir en cualquier momento. Ha de ser un punto de referencia fijo…. y ahí entra la destreza como padres de no colocarnos en cualquier hueco….hay que buscar un lugar estratégico y bien pensado por si acaso…. lo sé, a veces es casi imposible….pero entonces por tu bien no te separes del niño…. porque el peque a tu lado quitecito en la toalla no va a estar… así que durante un tiempo sabrás lo que es lucir un moreno curioso de un lado del cuerpo y regentarás la orilla a cual sirena.

Nuestros hijos es lo más preciado que tenemos y educarles en seguridad es protegerlos.

Mamadedos

 

Posts relacionados

Sin comentarios

Cuéntame

Blog diseñado por Laucreativa con mucho <3

Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

Aviso de cookies