Adolescencia

Las burlas, envidias y los complejos en la adolescencia

burlas-envidias-complejos-adolescentes

Las burlas, las envidias y los complejos en los niños está, por desgracia, a la orden del día en los patios de colegio.

Que los niños, en general, son crueles todos lo sabemos, pero las niñas mucho más crueles si cabe ….. y no creo que haga falta explicar ahora que los niños “crecen” de forma diferente a las niñas; que su proceso de maduración es diferente.

El problema radica en que precisamente por su corta edad, esa crueldad…. pues que no son conscientes ni saben medir el alcance de sus “eres gorda”, “eres tonta”, “eres fea” …. en definitiva de sus palabras y acciones… y que puede llegar a ser un problema para quien recibe este tipo de comentarios.

Por suerte, en la mayoría de los casos, esa crueldad es “momentánea” me refiero a que lo dicen y se olvidan…. y la niña insultada se olvida y al día siguiente tan amigos….. (otra cosa es los insultos constantes, los menosprecios, las burlas a diario que eso ya sería un bullyng en toda regla;  pero a edades tan tempranas  es raro que se produzca… todo y que cada día se oye de algún caso.

Naciendo una maléfica en el interior

Pero las “churumbelas” crecen…… y de crueles se pueden convertir en “maleficas en potencia”….

Si….puede parecer un tópico, pero una mujer mala es muy mala.…yo siempre digo que una mujer mala, que no “malamujer”, si se muerde la lengua se envenena… y no nos engañemos a los 14 y 15 años ya son mujeres… ellos en cambio son niños aún.

En la adolescencia, edad complicada “per se” en la que todas se copian, se revisan de arriba a bajo las apariencias, las marcas de los cajones (y cojones), los tipos, en la que o se aman intensamente o el odio puede ser tremendo…. Esa crueldad clavada a puñal puede transformarse en un complejo de narices y ese complejo idiota en un problemón para el adolescente y para los padres del mismo (en caso de que se enteren del problema)……..

Y todo esto en el fondo vacinado por uno de los siete pecados capitales….. La envidia….que mala consejera, compañera y porculera que es….. Y es que en esa edad, en la que se forja el carácter y las inseguridades se “cocinan” puede hacer mucho pero mucho daño y de por vida…..

El problema es si persiste y en la adolescencia

En la adolescencia es precisamente cuando se empiezan a comprender, aceptar como son y quererse a si mismos….. así que en este proceso una crítica y una burla multiplican al cuadrado el daño como efecto inminente… porque además están inmersos en otro proceso más importante si cabe….momento en el que se van desprendiendo de la protección familiar directa y por lo tanto son muy vulnerables (todo que vayan de duros).

Es un periodo de transición a la madurez en el que se experimenta, se busca la identidad y en el que el grupo de iguales toma protagonismo en detrimento de la familia y pasa a ser el modelo de referencia haciendo que sea difícil hacer frente a la presión de grupo.
 Además, en este periodo suele haber también, inestabilidad emocional, fluctuación de la autoestima, búsqueda de sensaciones inmediatas, presentismo, búsqueda de trasgresión o diferenciación, gusto por el riesgo y sentimiento de invulnerabilidad.

Actualmente además, esto ha evolucionado… (para mal claro está)…..y las burlas de toda la vida (el boca a boca, la puerta del baño o incluso la pizarra) y que todos hemos pasado en algún momento se han convertido en BULLYNG y VIRALIDAD… mucho más peligroso porque los adolescentes de hoy en día tienen una arma muy potente en sus manos… las redes sociales, y no son conscientes de lo que esto puede significar. Ya abordé este tema en Los Adolescentes y las nuevas tecnologías.

Bombas de relojería

Casi a diario se puede leer en prensa noticias relacionadas por lo que yo he llegado a una conclusión: Adolescentes + móviles + internet es la combinación más peligrosa si no se es maduro y prudente.

Y para muestra un botón, y sin trapos calientes que ya somos mayorcitos…… el auge de el sexting y el gossiping; que para los que no estáis puestos la primera hace referencia al envío de textos e imágenes de índole sexual a los contactos; la segunda, a foros de cotilleos y maledicencias sobre algunos compañeros de escuela.

Así que llegados a este punto, nos encontramos que la envidia y la malicia provocan esas burlas (no las ocasionales, hablo de burlas e insultos y acoso) que pueden crear complejos graves en los adolescentes y de retruc (lo que se ve desde fuera) una falta de concentración, bajo rendimiento y tristeza o incluso la falta de ganas de acudir al centro escolar.  Es aquí donde los padres debemos estar alerta…. muy alerta.

Mamadedos

Posts relacionados

9 Comentarios

  • Responder
    Martika Perez
    21 julio, 2014 at 7:02 am

    Ojos bien abiertos para cuando vaya llegando ese periodo, pero educando desde ya.
    GRacias.

  • Responder
    Merak Luna
    21 julio, 2014 at 5:59 pm

    Todo, todo, todo… absolutamente todo, se magnifica hoy en día a través de las nuevas tecnologías aplicadas a la comunicación. Y, como en todo lo relacionado con este ámbito, nos coge desprevenidos y sin saber muy bien cómo reaccionar. Las reglas del juego han cambiado y lo han hecho tan rápido que la sociedad va por detrás. De muchas de las cosas de las que hablas me libro por el momento, pero precisamente porque la mía está por el camino, me alegro de leer post como este, que llaman mi atención sobre todo lo que tengo que ponerme al día.
    Gracias!

  • Responder
    terenya
    21 julio, 2014 at 7:03 pm

    que miedito!! pero hay que confiar en que hemos hecho un buen trabajo en la niñez con ellos, ¿no? … aún así… nunca bajar la guardia.

  • Responder
    nurananu
    21 julio, 2014 at 8:25 pm

    Sí!! Bea, a mí también me dan miedo todas esas cosas terribles que se oyen sobre las Redes Sociales… y por eso me hizo tantísima ilusión dar con esta charla de Dolors Reig.

    La primera vez que veo a alguien defendiendo la bondad de las redes con vehemencia. Y me hizo recuperar la esperanza. Lo que NO podemos hacer es dejar de confiar en nuestra juventud. Sabrán hacerlo, por lo menos, tan bien como nosotros, sino mejor.
    SEGURO. 🙂

  • Responder
    Bego (Much More Than I Am)
    21 julio, 2014 at 9:45 pm

    Debemos estar alerta, cierto, pero tampoco podemos vivir con el miedo en el cuerpo ( esto me lo digo a mí misma para convencerme). Me gusta el comentario de Nuria de que no podemos dejar de confiar en ellos. No debemos porque entonces también estaríamos perdidos.

    No había oído eso de gossiping, qué cosas. Lo que hemos hecho toda la vida sólo que ahora queda por escrito.

    Un beso!

  • Responder
    Ruth de Rioja
    22 julio, 2014 at 6:12 am

    Mi problema es que necesito recetas y creo que para esto no las hay. ¿cómo hacemos para que manejen bien su entorno? ¿Lo estaremos haciendo bien desde ahora? ¿O ya es tarde con 6 años?? El internado de Suiza, ¿sigue siendo una opción?

  • Responder
    planeandoserpadres LTR
    22 julio, 2014 at 8:05 am

    ¿Sexting y gossiping? Un día de estos me va a estallar la cabeza al pensar en la cantidad de cuestiones que acecharán a mi bichilla en el futuro.

  • Responder
    Gaby
    24 julio, 2014 at 12:26 am

    Es un período muy difícil y la verdad que la combinación de internet más inmadurez, hace estragos. Creo que dialogar lo más posible con nuestros hijos es la mejor herramienta que tenemos.
    Saludos!!!

  • Responder
    Amatxu
    25 julio, 2014 at 6:37 am

    Que miedo me da esta combinación de niñez y tecnología, está claro que no pueden ser analfabetos tecnológicamente hablando pero tampoco se como enfocar el acceso a tantas redes sociales, como controlar desde la distancia que las usa con respeto y con cabeza. Tampoco quiero sentirme como una espia de la segunda guerra mundial descifrando sus contraseñas para tener acceso a sus mensajes, cifrados o no.

  • Cuéntame

    Blog diseñado por Laucreativa con mucho <3

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

    Aviso de cookies