Diván

Ansiedad por separación

ansiedad-por.separación

Lo único que tenemos es un poco de Ansiedad por separación…. nada grave ni preocupante. Claro está que si revisamos a los niños con lupa algo les encontramos fijo; y más en estos centros de psicología (que para nada los pongo en duda) pero se han de ganar las cuotas semanales y mensuales.

Y digo que es lo único, porque después de los dos años “porculeros” y de los que mejor olvidar …. el primero y segundo de primaria al final acabaron con la “sugerencia” de Déficit de Atención y con un corre corre mirarlo fuera del colegio porque cómo va a necesitar un “plan individualizado” necesitamos los correspondientes informes que los puedes hacer en los siguientes centros…. cuando realmente lo que pasaba era un no feeling alumna/padres versus profe.

Cerramos una etapa

Cerramos un estupido tupido velo….. que por fin esos dos cursos de pesadilla han acabado y hemos empezado un Tercero de Primaria con mucha ilusión y teniendo muy claro que va a ser un buen año como os contaba en la vuelta al cole.

Como era de esperar no tenemos nada. Ninguna DIFICULTAD DE APRENDIZAJE, ni déficit de atención, TDA,  TDAH, dislexia…… nada de nada que esté relacionado con la capacidad de aprender ni de atender ni del desarrollo.

Y tras pruebas y más pruebas salió que Gabi tenía una ligera ansiedad por separación, algo común en niños de esa edad pero que en mi caso no la paraliza a la hora de ir a una fiesta, a casa de una amiga a dormir u otras circunstancias que sean estar separada de nosotros.

Normalizando una etapa

Es una etapa normal en los niños, y no le doy mayor importancia ya que como os digo no le paraliza en nada.Parece que septiembre sea el mes de la ansiedad por separación de los niños que empiezan el colegio, las guarderías y de los más mayorcitos no deja de ser una morriña de tanto tiempo de vacaciones con mamá y papá.

Estar un poco preocupados por dejar a mamá o papá es normal, incluso cuando el niño es mayor y para aliviar esta ansiedad de separación de los hijos hemos de ser pacientes y constantes, establecer suave y firmemente límites y, sobre todo, aunque cueste, no debemos mostrar nuestra angustia ni preocupación ya que eso es lo peor que se puede hacer.

Y una cosa es la ansiedad por separación y otra muy distinta es un trastorno por ansiedad. Ya que éste último no es una etapa “normal” del desarrollo en los peques, más bien vendría a ser un problema emocional en el que la angustia extrema y desmesurada pasa a ser la protagonista cuando los niños están lejos de sus padres.

Y manos a la obra que me puse de ipso facto para hablar con ella sobre éste tema y enseñarle y calmarla con “esa pequeña angustia” que tiene al respecto que si me voy volveré y sobretodo tenemos nuestras “despedidas especiales” que así la tranquilizan y desde luego desdramatizar.

Es normal que con los hijos pasemos etapas, y al igual que los miedos son normales en el desarrollo de su personalidad y evolucionan… la ansiedad por separación es exactamente lo mismo…. se supera, con nuestra ayuda, pero se supera.

Mamadedos

Posts relacionados

1 Comentario

  • Responder
    Lai - Asipiensaunamama
    11 octubre, 2016 at 1:03 pm

    en nuestro caso, el cambio de preescolar a primaria generò una ansiedad que fue màs allá que ansiedad de separación. No fue tanto con nosotros, sino con separarse de su profesora, cambiar de edificio, etc.. y nos llevó a dejar de comer, de dormir, ansiedad con todas sus letras. Y es curioso que las "sesiones de analisis" que hicimos no ayudaron tanto como sentarnos nosotros a escucharla, escuchar lo que decía y lo que no decía ella.

  • Cuéntame

    Laucreativa

    Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. CERRAR